Opinión

Católicos y científicos: Juan González Núñez, por Alfonso V. Carrascosa

Nos recuerda Obras Misionales Pontificias (OMP) que el próximo es el Domingo Mundial de las Misiones, dedicado por la Iglesia católica a rezar por los misioneros y colaborar con las misiones. Se celebra en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, el “mes de las misiones”. Lo de colaborar significa entre otras cosas dar dinero, porque se puede evangelizar también con el dinero: ayudando a quienes nos dan voz en primera línea. Por ello parece venir a colación hablar de cómo los Misioneros Combonianos han contribuído a la evangelización al tiempo que a la promoción del conocimiento, incluído el universitario y científico allí donde han ido, a África sobre todo.

Por mencionar si quiera un caso concreto de comboniano científico, toca hablar brevemente del padre Juan Gonzalez Núñez (1947-). Nacido en Orense,  ordenado sacerdote en 1968, el padre Juan soñaba con “salvar almas para Dios”, sueño que comenzó a realizar tras licenciarse en Teología Dogmática por la Facultad de Teología de Granada (1973-1975), llegando  en 1974 a la misión comboniana en Etiopía. Allí permaneció hasta 1988, primero en Dilla, en el sur, y luego como rector del seminario diocesano en Addis Abeba. En 1988 regresó a España para trabajar como director de Mundo Negro y en 1993 fue nombrado superior provincial de la orden. En el Capítulo general de 1997 fue elegido consejero general. En 2004, volvió una vez más a Etiopía y fue asignado a recién establecida misión entre los gumuz, uno de los grupos más necesitados de Etiopía. En la actualidad es instructor de postulantes combonianos y enseña Filosofía y Teología en el seminario católico en Addis Abeba.

Fue en diciembre de 2019 cuando Juan González Núñez presentó en la misma Addis Abeba, la capital de Etiopía, un libro sobre ese país al que tantos años de su vida ha dedicado: “Ethiopia, history and legend” (Etiopía, historia y leyenda), uno de tantos “Etiopía, 38 días en el corazón del hambre” (Madrid, 1985); “Etiopía, hombres, lugares y mitos” (Madrid, 1991); “Al Norte del Nilo Azul, sobre los Gumuz” (Madrid, 2010, con una edición en inglés “North of the Blue Nile”, Shama Books); “Pequeñas exploraciones sobre los Gumuz” (Madrid, 2014) y “A short history of the Catholic Church in Ethiopia” (Breve historia de la Iglesia Católica en Etiopía) (Addis Abeba, 2018), en los que ha narrado su experiencia misionera, mencionando multitud de datos de interés etnográfico, lingüístico y antropológico de aquellos con quienes ha vivido.

Los combonianos también han sido colaboradores de estudiosos, dando soporte gratuito a estudios científicos. Por demás elocuente a este respecto resulta el agradecimiento de Álvaro Hierro San Martín en el texto de su tesis doctoral titulada ETNOGRAFÍA DE LOS OROMO-GUJII: HISTORIA, EDUCACIÓN Y CALIDAD DE VIDA, presentada en la Universidad de Salamanca en 2014:

En segundo lugar quiero mostrar mi más sincero agradecimiento a los Misioneros Combonianos de Etiopía y en especial a los miembros de la Misión de Qillenso, quienes más allá de darme la oportunidad de realizar esta investigación me trataron como a uno más. Por otra parte al permitirme compartir su día a día y experiencias no solo lograron que vislumbrara otra forma de ver la vida, sino que consiguieron que creciera como persona. Por ello creo que jamás podré llegar a demostrarles todo el cariño y agradecimiento que siento por el apoyo y confianza que depositaron en mí.

San Juan Pablo II les decía a los Combonianos en audiencia en 1979, reconociendo su labor formadora:

La educación de los jóvenes, el cuidado de los enfermos, la asistencia a los pobres, la instrucción de los catecúmenos y la devoción al Sagrado Corazón de Jesús “en quien se hallan escondidos todo los tesoros de la sabiduría y de la ciencia (Col 2, 3), deben seguir siendo, aun en la necesaria puesta al día, los rasgo característicos de vuestras comunidades religiosas.

De nuevo un testimonio más de cómo la ciencia y la fe se han dado cita en las misiones evangelizadoras de la Iglesia Católica. Sirva de estímulo para participar generosamente en la campaña Domund 2020.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME