Opinión

Católicos y científicos: Josep María Caparrós, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Josep María Caparrós, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

 

Acaba de dejarnos, y lo ha hecho con las botas puestas: dejando un artículo (tal vez póstumo) en el magnífico monográfico que la revista Arbor acaba de publicar sobre Mayo del 68. Se trata de Josep Mª Caparrós Lera (1943-2018), doctor en Filosofía y Letras y Catedrático de Historia Contemporánea y Cine de la Universidad de Barcelona, Director del Centre d’Investigacions Film-Història (Parc Científic de Barcelona), editor de la revista Film-Historia Online y autor de una treintena de títulos. Fue miembro del Opus Dei.

Otro caso de científico católico, le pese al danbraunismo –rama del laicismo que ataca por sistema al Opus Dei– lo que le pese, ideología por cierto que la practican algunos cuyo Curriculum Vitae no ocupa ni media cuartilla. Con la cara de buena gente que tenía, y lo buena gente que todos los que le conocieron dicen que era…

Por ejemplo, en la colección Libros de Cine Rialp Caparrós publicó Travelling por el cine contemporáneo (1981), Introducción a la historia del arte cinematográfico (1990), El cine de nuestros días (1999), El cine de fin de milenio (2001) e Historia del cine europeo (2003). Fue miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España y del Círculo de Escritores Cinematográficos.

Su condición de católico practicante en ambiente hostil, como el actual, seguramente le obligó a no hacer ostentación de su condición, incluso en ocasiones a padecer el exilio interior al que muchos se ven obligados para no concitar animadversiones personales, que ocurren con más frecuencia que la deseada en el mundo académico de las humanidades.

Sólo me queda añadir en su memoria la carta que dirigió a los que le conocieron, poco antes de pasar al Padre:

Queridos amigos y colegas:

Nunca pensé que la electrónica sería el medio utilizado para despedirme de todos ante la cercanía de mi viaje, a través de la muerte, hacia la próxima etapa de mi vida. Deseo agradeceros entrañablemente, a cada uno, lo que habéis hecho por mí durante todos estos meses -¡más de dos años!-, con vuestros ánimos, muestras de cariño y verdadera amistad, visitas, oraciones…, en fin, lo que a cada cual le ha salido de su corazón. Disculpad si en algo os he molestado a lo largo de estos años de trato; no habrá sido por mala voluntad sino por debilidad o no haber estado a la altura… El objetivo de mi vida ha sido – y espero que lo seguirá siendo- servir a Dios y a los hombres en toda circunstancia, especialmente en el trabajo profesional, tantas veces recompensado con vuestra colaboración, confianza y paciencia. (Si bien esta última ya no la necesitaréis pues, aparte de lo que está en imprenta, ya no “amenazaré” con nuevas publicaciones).

El Colegio Mayor Universitario Monterols, donde dirigí un Cineclub durante años y escribí una monografía en el año 2000, ha querido que se instale allí la capilla ardiente. Si es posible, con este mensaje se os comunicará el lugar y hora del entierro, por si podéis asistir. En todo caso, os ruego una oración por mi alma. Yo, desde el Cielo -si Dios me acoge con su misericordia-, rogaré al Padre eterno por las necesidades humanas, profesionales, familiares y espirituales de todos vosotros.

De nuevo, a cada uno, os quiere y abraza:

José María Caparrós Lera

Ojalá y no tardando mucho contemos con una buena biografia de su vida y obra, de utilidad para las nuevas generaciones como antídoto indiscutible y científico al laicismo tóxico que nos asola con sus mentiras.

¡RESUCITÓ!

Print Friendly, PDF & Email