Firmas

Católicos y científicos: José Luis Villar Palasí, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: José Luis Villar Palasí, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Se cumplen 50 años de la fundación de la Universidad Autónoma de Madrid. Fueron varios los católicos implicados en su puesta en marcha. Sin duda el más importante de ellos fue Jose Luis Villar Palasí (1922-2012), que se licenció en Derecho y en Filosofía y Letras (sección de Historia) por la Universidad de Valencia (1945), y trabajó como auxiliar de cátedra de Teoría Económica en la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad de Madrid.

En 1961 obtuvo la plaza de profesor de la Escuela Nacional de Administración Pública y unos años más tarde (1965) inició su carrera universitaria accediendo a la cátedra de Derecho Administrativo de la Universidad de Madrid.Se vinculó al Consejo Superior de Investigaciones Científicas presidiendo el Patronato “Marcelino Menéndez Pelayo” (1969) y dirigiendo el Instituto de Derecho Administrativo (1973-1980). Además fue Ministro de Educación y Ciencia entre 1968 y 1973., durante cuyo mandato inauguró la Universidad Autónoma de Madrid, la de Bilbao y la de Barcelona. Promulgó la famosa Ley General de educación de 1970

El 6.11.1971 acudió a la inauguración del Colegio Nacional “José María Haro Salvador”, dedicado a quien entonces ya era siervo de Dios. Conocía personalmetne al titular por haebr compartido con él época estudiantil en el Colegio Mayor San Juan de Ribera (Burjasot), fundado por la piadosa mecenas Carolina Alvarez Ruiz. Después de la bendición de todas aquellas instalaciones y el descubrimiento de la placa conmemorativa de la inauguración, intervino Villar Palasí con las siguientes palabras:

Queridas autoridades, queridos amigos, queridos alumnos:

Permitidme que una vez, una vez al cabo de tres años y medio de hablar siempre de educación, no hable de educación; hable de un hombre: de José María Haro Salvador, al cual tuve la enorme dicha de conocer, de tratar y de profesar un profundo y recíproco afecto muy sincero. José María Haro fue una lección constante para todos los que le conocimientos desde los tiempos, lejanos para mí ya, de mi ingreso en el Colegio del Beato San Juan de Ribera de Burjasot, de donde él también procedía. José María Haro tuvo esa cualidad que a veces nos parece que se refleja sólo en la geografía del año cristiano: la enorme virtud de ser uno de los santos de hoy. Y digo esto porque todo hombre, todo niño, viejo, joven, mayor, pequeño o adulto puede y debe aspirar a ser lo mismo. José María Haro lo sabía.

Creo que hay muchos hombres, muchos niños, muchos adultos que estarían dispuestos a dejarse crucificar o fusilar o lo que fuera, en un momento de valor por no renegar de su fe; pero hay muy pocos que tengan la enorme paciencia de ser crucificado día a día, en la labor constante, callada y sacrificada de esta espiga de trigo que fue José María Haro Salvador, el hombre que enseñó lo difícil y lo fácil que puede ser el crucificarse día a día para conseguir su salvación personal y la salvación, por su ejemplo, de todos los que tuvimos la enorme dicha de conocerle. Yo no puedo hablar objetivamente de José María Haro Salvador; solamente decirle a su familia que estén muy felices de saber, porque ellos lo saben mejor que nadie, mejor que incluso los amigos, hasta qué punto era de puro oro el alma de José María.

Darles a todos las gracias por esta acogida, por este premio de la asociación de subnormales, por la presencia aquí de los niños, de los inspectores y de las autoridades. Que sepan que sigo preocupándome por todos y que seguiré poniendo, siguiendo el ejemplo de José María, dentro de lo muy poco que yo soy relativamente comparado a José María Haro Salvador; pero seguiré su ejemplo en la medida en que Dios me dé fuerza y en que yo pueda hacerlo. Que Dios os bendiga a todos y gracias”.

En pleno siglo XX un católico fundando las más importantes universidades españolas contemporáneas. Su Ley General de Educación de 1970 tuvo como hitos más relevantes la enseñanza primaria obligatoria hasta los 14 años con la Educación General Básica (EGB) y creó la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Además creó el Bachillerato Unificado Polivalente (BUP) y la Formación Profesional (FP), y permitió que en las regiones en las que además del español se utilizara otra lengua se estudiara obligatoriamente una asignatura de esta lengua

¡FELIZ PASCUA 2018!

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario