Opinión

Católicos y científicos: José López Ortiz, OSA

Católicos y científicos: José López Ortiz, OSA, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

En 2014 se cumplen los 75 años de la fundación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y 70 de puesta en marcha de su revista más emblemática, Arbor http://arbor.revistas.csic.es/index.php/arbor/announcement/view/34. Le viene el nombre a la revista del Arbor Scientiae, modo con el que el beato mallorquín Ramón Llul representaba la ciencia, y que el CSIC adoptó como logotipo, inspirado en último término en el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal del libro del Génesis. Arbor echó a andar bajo la dirección de José López Ortiz, fraile agustino además de presbítero de la Iglesia Católica, que salvó su vida de la implacable Persecución Religiosa a que fue sometida la sociedad española antes y durante la Guerra Civil, gracias a su conocimiento de la lengua árabe.

Lo cuenta su sobrino, el médico César de Diego, con todo lujo de detalles, del mismo modo a como reconoce el asesinato  http://www.alfayomega.es/Revista/2007/554/08_testimonio.php de su propio padre a manos de los autodenominados progresistas demócratas de la época (socialistas, comunistas y anarquistas). Fray José nació en el mismo Escorial en 1898, donde estudió todo el bachillerato en el colegio Alfonso XII, y falleció en Madrid en 1992. Hablaba alemán, francés, inglés, italiano, arameo y árabe (ocho dialectos). En el Monasterio de san Lorenzo de El Escorial, donde siglos antes Felipe II había creado un laboratorio químico y una biblioteca de renombre mundial  http://www.buenanueva.es/benedicto-xvi-y-la-quimica/ , los agustinos conducen los destinos del Real Centro Universitario Escorial-María Cristina – fundado por la Reina Regente Dª María Cristina de Habsburgo y Lorena – desde 1892.   

Fray José estudió derecho, se doctoró en la Universidad Central con su estudio “La recepción de la escuela malequí en España”, amplió estudios pensionado por la JAE (1928-1930) en Munich, Wurzburgo y Berlín, y sacó en 1934 la cátedra de Historia del Derecho  en la Universidad de Santiago de Compostela, y en 1942 se trasladó a la misma cátedra en la Universidad Central de Madrid. Ocupó el cargo de vicepresidente del CSIC.  Fue nombrado como obispo de Tuy en 1944, y participó en el Concilio Vaticano II,  desempeñando así mismo tareas de responsabilidad en la Conferencia Episcopal. En 1969 fue nombrado arzobispo titular de grado y vicario general castrense, cargo que ocupó hasta su renuncia, en 1977.

Publicó numerosos estudios sobre la historia del derecho. En 1936, explica su sobrino “… los milicianos llegaron al monasterio de El Escorial, donde había más de cien frailes, y los retuvieron en uno de los patios del monasterio cerca de un mes – sometidos a un trato vejatorio, ¿por qué delito?- hasta que los trasladaron a Madrid. La mayoría fueron encarcelados en la prisión de san Antón, y otros fueron confinados en otra prisión. Estos últimos permanecieron con vida, pero los de san Antón fueron asesinados todos ellos en Paracuellos del Jarama”. Fray José salvó la vida desde san Antón, una de tantas checas,  gracias a saber árabe y ser reclamado por las autoridades republicanas, por Wenceslao Roces Suárez, ministro de Educación. Él no quería separarse de la comunidad, pero fue Juan Monedero, su superior, el que le impuso como obligación salvar su vida. El resto de sus compañeros, varios profesores de universidad, fueron fusilados y ya han sido beatificados http://www.preguntasantoral.es/tag/martires-escorial/.

 A primeros del año 37, pidió que le acogieran en la embajada de Rumanía, donde permaneció refugiado hasta el final de la Guerra Civil. Algo así no pudo hacer José Castillejo, secretario de la JAE, a quien miembros de la FETE (UGT) quisieron darle el “paseo”, o sea, asesinarle, algo que pudo evitarse por sus amistades gracias a las que salió de España rápidamente http://arbil.org/124alfo.htm. Paradojas de la vida: José Castillejo, al igual que Manuel Azaña, estudiaron con los agustinos del Monasterio de El Escorial.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.