Firmas

Católicos y científicos: Jorge Loring Martínez, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Jorge Loring Martínez, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

 

Jorge Loring Martínez (Málaga, 12 de octubre de 1889 – Madrid, 22 de septiembre de 1936) fue uno de los grandes inventores de la historia de España y pionero en aviación civil.

 

Todos sus hijos fueron a colegios religiosos, y ?l nunca abandonó la fe que recibió de sus padres. En Wiquipedia y varios artículos accesibles en internet se puede profundizar en la apasionante vida de este hombre que, dedicado a las aplicaciones de la ciencia fue asesinado vilmente a comienzos de la Guerra Civil por quienes nos intentan hacer creer que defendían el progreso y la democracia respetando los derechos humanos. En ocasiones se le ha confundido con el Marqués de Silvela por llamarse igual.

Nació en el seno de una familia católica practicante dedicada a negocios bancarios, mineros, siderúrgicos y ferroviarios. En1912 se licenció en Madrid como ingeniero de caminos, ingresó en 1916 en la Jefatura de Obras Públicas de Ciudad Real, pero pronto pidió la excedencia y marchó a Guinea, entonces colonia española, donde comerció con barcos de su propiedad, con notable éxito, en cacao y maderas finas. Regresó a España y el servicio profesional al Estado le llevó a Barcelona, donde desarrolló su gran afición a la mecánica y en concreto a la automoción para dedicarse a su verdadera vocación: la aviación. Fue de los primeros pilotos de aeroplanos formado en la Escuela Nacional de Aeronáutica de Getafe en su primera promoción, junto a otros legendarios pioneros como Emilio Herrera, Alfredo Kindelan o José Ortiz Echagüe. Se compró un avión (tipo Blériot) fabricado en España que pronto destrozó en un aterrizaje. En 1917 se incorporó como director técnico a la Casa Pujol, Comabella y Cía. de Barcelona, propietaria de una escuela de pilotos aéreos en el Prat de Llobregat que acabaría llamándose Loring, Pujol y Cía., y dirigió unos talleres de construcción de automóviles y aviones llamada Talleres Herrete, S.A. donde se conjugaron la enseñanza de pilotos, la fabricación de aviones y el interés por las líneas aéreas, tan usual hoy como insólito en aquellos años de la primera etapa histórica de la aviación. De aquellos talleres, de los que había salido el automóvil llamado Ideal, salió un biplano de contraplaque (1917) que voló varios años. Después de otros intentos (el T.H. de reconocimiento, un biplaza, por ejemplo), en 1919 se entregaron a Aeronáutica Militar doce cazas España, con motor Hispano Suiza 8 Ab de 180 CV. Tras la guerra europea languideció la empresa Talleres Herrete, que tras ser incautada en 1921 por Aeronáutica Naval, desapareció en 1934.

En 1919, comienza a fabricar helicópteros de palas contrarrotatorias según patentes del abogado e inventor argentino Raúl Pateras Pescara de Castelluccio, creando la empresa Pescara Helicopteracion SA. Al año siguiente obtuvo la concesión de la línea de servicios aéreopostales entre Sevilla y Larache (Marruecos español) con la nueva firma de Loring Compañía Española de Tráfico Aéreo (CETA), y un año después creó la Compañía Española de Tráfico Aéreo (CETA), que fue la primera aerolínea española de transporte civil de pasajeros, realizando 358 vuelos en un año con 3 aviones De Havilland D-H-90 y otros 5 aviones R-III fabricados por Loring. Junto a otras compañías aéreas se formó CLASSA, que organizó vuelos desde Madrid a Sevilla y a Biarritz. En 1922 fundó una escuela privada de pilotos en Carabanchel, (Madrid). En 1927 inauguró la línea aérea Madrid-Barcelona.

Junto con el también científico católico Emilio Herrera y la empresa alemana Zeppelin creó en 1922 una línea comercial con dirigibles Sevilla – Buenos Aires para el traslado de pasajeros y mercancías en solo tres días mientras que en barco se tardaba 10 días. En 1930 fundó la línea de dirigibles Colón Cia. Transaérea Española teniendo como socio al Rey Alfonso XIII, que había aportado financiación.? Loring construyó el aeródromo Terminal Sur de Europa en la finca sevillana del torero Ignacio Sánchez Mejías, que también pilotaba aviones.?

Tras arruinarse en la crisis de 1929, en la empresa de su hermano Aeronáutica Industrial S.A. (AISA) fabricó aviones militares. En 1931 fundó en Carabanchel (Madrid) los Talleres Loring, donde fabricó autogiros y aviones diseñados por y en la que colaboró brillantemente el técnico Barron, iniciando la fabricación de 105 C.IV, que equiparon una escuadrilla en Tetuán bajo el mando del capitán Eduardo González Gallarza. Los primeros alumnos de Loring habían obtenido los títulos FAI. Antes de comenzar la Guerra Civil recibió un enorme encargo de aviones de la República.

Modelos propios diseñados por él fueron:

Loring RB, avión de reconocimiento monoplano, se construyó en 1.923

Loring C-1, prototipo de caza basado en el R-3, se construyó uno en 1.926

Loring E-1, prototipo de monoplano ligero biplaza, volo en 1.926

Loring E-2, monoplano ligero de ala alta, se construyeron cuatro en 1.930

Loring R-1, sesquiplano de dos plazas de reconocimiento y bombardeo ligero, se construyeron 30 en 1.925

Loring R-2, desarrollo del R-1, que no llegó a entrar en producción

Loring R-3, de reconocimiento y ataque ligero, 4 prototipos en 1.926, construidos 110 en 1.927

Loring T-1, avión ligero de entrenamiento basado en el R-3, un prototipo en 1.926

Loring T-2, conocido como B-1, biplano comercial de 5 pasajeros, construido entre 1.929 y 1.930

Loring T-3, trimotor monoplano comercial, cono cido como B-2 o Barrón comercial, en 1.932

Loring X, monoplano biplaza de ala baja con cabina cerrada, construido en 1.934

Iniciada la Guerra Civil Jorge Loring se sintió amenazado ya que miembros del ejército del Frente Popular asesinaban a gente en Madrid, por lo que buscó la protección de la embajada británica – como lo hiciera Alberto Jiménez Fraud solicitando permiso para poner la bandera británica para proteger a los huéspedes e intelectuales de la Edad de Plata en la Residencia de Estudiantes de Madrid, aunque finalmente el ejército del Frente Popular incautó el edificio interrumpiendo brutalmente la actividad cultural- pero siguió con sus actividades empresariales dirigiéndose a diario a sus oficinas en Carabanchel. Lo detuvieron y lo trasladaron a la checa del Congreso donde estuvo preso y fue sometido a un juicio popular del que salió absuelto y fue liberado, tras lo cual, como era costumbre en el ejército del Frente Popular, al salir fue secuestrado y fusilado apareciendo su cadáver en su fábrica de Cuatro Vientos, donde fue reconocido por su familia el 22 de septiembre de1936.

A su esposa Montserrat Miró, de 36 años, la dejó el ejército del Frente Popular viuda y con 8 hijos, de los que el mayor tenía 15 años. Debido a la cercanía de los Loring con la monarquía, Franco impidió a los sucesores de Jorge Loring que fabricaran aviones. Manuel Loring y Montserrat Miró vendieron sus acciones a Construcciones Aeronáuticas (actual CASA). La familia, con la empresa Aeronáutica Industrial S.A., se dedicó en Carabanchel a hacer muebles, furgonetas y camiones Avia. La viuda se trasladó a Málaga con unos familiares y los sacó adelante a todos sus hijos, llegando a ser dos jesuitas – uno de ellos el famoso experto en apologética padre Jorge Loring- y cinco monjas de la Asunción: la sangre de los mártires es semilla de cristianos.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Católicos y científicos: Jorge Loring Martínez, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC, 9.5 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.