Opinión

Católicos y científicos: Irene Sendler, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

 

Católicos y científicos: Irene Sendler, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Hoy se inaugura en el Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC la exposición Mujeres Nobel creada “para homenajear y dar a conocer a una selección de las mujeres galardonadas en las disciplinas establecidas por Alfred Nobel en su testamento, así como al propio creador de estos prestigiosos premios” como reza la propia información institucional que el CSIC ha facilitado en su web.

Recuerda también la exposición a mujeres que estuvieron a punto de obtener el galardón, entre otras a Irena Sendler (1910-2008), la polaca conocida por haber salvado a 2.500 judíos del gueto de Varsovia durante la II Guerra Mundial. Fue una enfermera y trabajadora social polaca católica practicante.

Candidata al Premio Nobel de la Paz en 2007, aunque finalmente no resultara elegida, fue reconocida como Justa entre las naciones por Israel, y se le otorgó la más alta distinción civil de Polonia al ser nombrada dama de la Orden del Águila Blanca.

En Wikipedia puede completarse su fisonomía. «La razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad.», dijo en cierta ocasión. “En la Polonia de pre-guerra, Irena se opuso al sistema de discriminación adoptado por algunas universidades, como resultado de lo cual fue suspendida en la Universidad de Varsovia durante tres años. Su padre falleció en 1917 a causa de un tifus contraído al tratar a varios pacientes rechazados por sus colegas: muchos de esos pacientes eran judíos”.

“Los nazis supieron de sus actividades. El 20 de octubre de 1943, Irena Sendler fue detenida por la Gestapo y llevada a la infame prisión de Pawiak, donde fue brutalmente torturada. En un colchón de paja encontró una estampa de Jesús Misericordioso con la leyenda: “Jesús, en ti confío”, que conservó consigo hasta el año 1979, momento en que se la obsequió a Juan Pablo II”.

Recomiendo encarecidamente la lectura de la vida de esta mujer  (wikipedia, de donde he tomado los párrafos entrecomillados), así como la visita a la exposición por profesores de religión con sus alumnos, interesándose por hacer una lectura además de científica, católica de sus contenidos, ya que además, se incluye en la exposición a santa Teresa de Calcuta, que sí recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979 además del más alto galardón civil de la India, el Bharat Ratna, en 1980 .

Print Friendly, PDF & Email