Firmas

Católicos y científicos: Gratiniano Nieto, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Gratiniano Nieto, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Gratiniano Nieto (1917-1986), que había sido desde 1961 Director General de Bellas Artes y que ocupó su Cátedra de Arqueología, Epigrafía y Numismática en la UAM fue rector de la misma en sus primeras etapas, sustituyendo a Luis Sánchez Agesta, responsable de la comisión promotora de la Universidad Autónoma de Madrid, de cuya inauguración se cumplen ahora 50 años.

En su Necrológica, Enrique Pardo Canalís daba cuenta de sus profundas convicciones católicas. Junto con Jose Luis Villar Palasí y Luis Sánchez Agesta, formó el trío que puso en marcha la emblemática Universidad Autónoma de Madrid: tres científicos católicos.

Fue miembro del cuerpo facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos. Además era miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, académico de honor de la de Alfonso X el Sabio y académico numerario de la de Bellas Artes de San Fernando.

En un artículo aparecido en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 1986 de El País decía que Gratiniano Nieto Gallo nació en La Aguilera, Burgos, el 6 de marzo de 1917. Cursó estudios en los Institutos de Enseñanza Media de Burgos y Aranda de Duero. En la Facultad de Filosofía y Letras de Valladolid se encontró con un grupo de auténticos maestros, entre los que destacan los profesores: Emilio Alarcos García, Cayetano de Mergelina y Luna, Claudio Galindo, Ferrandis Torres y otros. Prosiguió sus estudios en la Universidad de Madrid, siendo Premio Extraordinario en la Licenciatura y en el Doctorado. Su Tesis Doctoral la dirigió José Camón Aznar, y versó sobre Los monumentos de Lerma. Fue Profesor Ayudante y, luego, Profesor Adjunto de la Universidad de Valladolid, y Conservador del Museo Arqueológico de dicha ciudad, en la que también dirigió el Colegio Mayor “Santa Cruz”, de profundas costumbres católicas. Posteriormente, dirigió el Colegio Mayor “Nebrija”, de la Universidad de Madrid, en la que fue Profesor Adjunto de Arte Medieval. Por concurso fue destinado al Museo Arqueológica Nacional de Madrid. También fue Director de las Residencias de la Universidad Menéndez Pelayo, de Santander, y Secretario Técnico de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, Cuerpo al que pertenecía por Oposición desde 1941.

En 1959, ganó por Oposición la Cátedra de Arqueología, Numismática y Epigrafía de la Universidad de Murcia, hasta 1961, en que fue nombrado Director General de Bellas Artes, cargo que desempeñó hasta 1968. En la Universidad Autónoma de Madrid, fue Vicerrector en 1972 y Rector en 1973. Fue Miembro de diversas Academias e Instituciones Culturales españolas y extranjeras. Miembro del cuerpo facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos; Miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Académico de Honor de la de Alfonso X El Sabio; y Académico Numerario de la de Bellas Artes de San Fernando.

Dirigió numerosas campañas de excavaciones arqueológicas en las provincias de: Álava, Valladolid, Palencia, Burgos, Murcia, Madrid, Guadalajara, Ciudad Real, etc. Obras suyas son: Valladolid (1954); El Oppidum de Iruña (Álava) (1958); Reflexiones sobre la Universidad (1973); Panorama de los museos españoles y cuestiones metodológicas (1973); El Teatro Real (1973); Recursos y posibilidades de la Universidad Autónoma de Madrid ante la investigación (1976); Prehistoria (1981); Arqueología y modernidad (1985); y varias Guías de arte.

Fue nombrado Hijo Adoptivo de Yecla, Murcia. Estuvo casado con María de la Concepción de Mergelina Cano-Manuel, que falleció en Madrid, el 9 de junio de 2003, y tuvieron dos hijos: María de la Concepción y Fernando. Falleció en Yecla, el 19 de julio de 1986.

En setiembre de 1970 se inauguró la Facultad de Medicina, en los aledaños de la Residencia Sanitaria La Paz, hoy Hospital Universitario homónimo que entonces estrenó a nivel nacional un nuevo sistema de enseñanza basado en la integración de la teoría y la práctica clínica en hospitales públicos. Pero la primera fase de construcción en Cantoblanco se comenzó el 25 de octubre de 1971 y comprendió las Facultades de Filosofía, Derecho, Económicas y Ciencias, dependencias para el Rectorado, el Instituto de Ciencias de la Educación y los servicios de biblioteca central, comedor y polideportivo, sobre una superficie de 95.000 m2, para albergar 12.000 alumnos. Hasta sus actuales 2.252.000 m² de superficie total, el campus ha pasado por sucesivos ensanches.

Los ataques a la Iglesia Católica como enemiga de la ciencia no tienen base científica. Tampoco la retirada de la religión en la escuela. La Iglesia Católica es la organización que más ha contribuído al desarrollo científico Occidental incluída España.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Católicos y científicos: Gratiniano Nieto, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.