Opinión Última hora

Católicos y científicos: Fray Domingo de Santo Tomás OP, por Alfonso V. Carrascosa

Se cumple el 450 aniversario del fallecimiento de Domingo de Santo Tomás (¿Sevilla?, 1499 – Lima (Perú), 1570), misionero dominico (OP), autor de la primera gramática quechua, sobre quien Yovani Soto Villanueva tiene una voz en el Diccionario Biográfico Español de la cual tomaos lo más relevante de su biografía.

Fray Domingo es uno de tantos casos de conciliación ciencia-fe en plena evangelización. Se interesó por el estudio de lo local hacia donde fue enviado, Perú, y además participó en la formación activa de los indígenas. Llegó al Perú sobre 1540 y lo primero que hizo fue ponerse a estudiar la lengua quechua como instrumento para la evangelización. Compuso una gramática que imprimió en Valladolid en 1560, llevándola él mismo a Perú  en julio de 1561, y realizando también estudios etnográficos sobre la vida costumbres antiguas de los indios peruanos.

En 1545 fue nombrado prior del Convento de Lima, y en 1548 pasó a Cuzco para asistir a un capítulo de la orden donde entre otras cosas se acordó crear un Estudio General que antecede a la Universidad de San Marcos de Lima. También se le nombró lector en Lima y se dedicó a la enseñanza. En ese Capítulo se creó también la primera cátedra de quechua en la Universidad de San Marcos, base académica para que los catequistas obtuvieran el grado de “Doctor de los indios”, facilitándose así la evangelización. A partir de ahí se hicieron unas cartillas en quechua para la catequesis.

Coincidió con fray Bartolomé de las Casas y contribuyó a la protección de los indígenas, favoreciendo la restitución lascasiana consistente en la devolución a los indígenas de los bienes extraídos de las minas, etc. por parte de los indígenas.La defensa de los indios que pregonaba fray Domingo de Santo Tomás se basaba en el reconocimiento de la autoridad del Rey y en rechazo de las atribuciones de los encomenderos.

Su pertenencía a la Orden Dominica y su competencia académica le dieron un papel preponderante en los primeros años de la Universidad de San Marcos en el siglo XVI. Se encargó del dictado de los primeros cursos del Estudio General del noviciado y luego en la Universidad de San Marcos. Además fue él quien solicitó la Bula Pontificia de confirmación (1571). Asimismo se doctoró en la Universidad de San Marcos de Lima, donde se encargó de dictar las cátedras de Retórica, Gramática, Artes y Teología. En los primeros años de conquista participó en la fundación de conventos, la enseñanza a los indios y la pacificación de las guerras civiles entre los conquistadores. Participó en la asesoría legal en juicios, enseñando a los indios a defenderse con los mecanismos legales de la época. Además fray Domingo de Santo Tomás logró del papa Paulo IV un jubileo plenísimo para el Hospital de Santa Ana a petición del arzobispo Loayza.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME