Opinión

Católicos y científicos: Francisco de Paula Martínez y Sáez, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Francisco de Paula Martínez y Sáez, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

 

Este madrileño fue socio fundador de la actual Real Sociedad Española de Historia Natural (RSEHN), que comenzó su andadura en 1871, en pleno Sexenio Democrático, de cuyo inicio se conmemora en 2018 el 150 aniversario. Este personaje u otros que iré dando a conocer demuestran que la Iglesia Católica en sus personas, en ellos, siguió trabajando en pro del desarrollo científico de España sin dejarse influir por cambios políticos tan importantes como los acaecidos hace ahora 150 años.

 

Como se recoge en el magnífico portal del CSIC –institución científica fundada por los católicos José Ibáñez Martín y Jose Mª AlbaredaFrancisco de Paula Martínez y Sáez (Madrid 1835 – 1908) estudió en la Universidad Central su licenciatura en la sección de Ciencias Naturales de la Facultad de Filosofía, terminándola en 1856. Hizo estudios de doctorado y fue nombrado ayudante de las clases de esa sección, de Mineralogía y Botánica, trabajando además en el Museo de Ciencias Naturales (MNCN) –institución científica también fundada por los católicos Antonio Ulloa y Pedro Franco Dávila – donde se encargó del arreglo y clasificación de las colecciones de vertebrados. En el MNCN fue el discípulo predilecto de Laureano Pérez Arcas. Obtuvo por oposición la Cátedra de Historia Natural del Instituto de Teruel poco antes de adscribirse a la Comisión Científica del Pacífico, la más importante expedición científica española del siglo XIX.

En ella Martínez fue nombrado primer Ayudante Naturalista encargado de la recolección y estudio de los mamíferos y reptiles acuáticos, peces, crustáceos, anélidos, moluscos y zoófitos. Asimismo asumió las funciones de secretario. Al final asumió la dirección de la expedición, en el transcurso de lo que ellos llamaron el gran viaje, que transcurrió desde Guayaquil a Belém de Pará.

Nada de su elevado conocimiento académico ni el conjunto de personas con las que trabajó le llevaron a abjurar de sus firmes creencias católicas, no ocultadas en su vida y recogidas en el testamento que hizo en Madrid, el 28 de enero de 1867, por el que sabemos que estaba casado con una mujer quince años mayor que él, Bárbara Jenaquillo y Hernández, de 46 años por aquel entonces y natural de Villarejo del Valle, provincia de Ávila. En la expedición llegó a recolectar unos 30 mil ejemplares de fauna americana durante su participación en el viaje.

Al volver participó en la redacción de la parte correspondiente a Moluscos, obtuvo el grado de doctor el 12 de junio de 1868 con una disertación sobre Utilidades que reporta a la agricultura el estudio de los insectos, y tras su paso por los Institutos de Oviedo y Jerez, consiguió la cátedra de Zoografía de Vertebrados de la Universidad Central en 1872.

Publicó unos cincuenta artículos científicos, la mayor parte de ellos en la revista de la RSEHN en Anales de la Sociedad Española de Historia Natural. Sus numerosas excursiones científicas por España le llevaron en las que llegó a reunir una colección de coleópteros que sumaba 35.895 ejemplares de 8.393 especies, que irían a parar posteriormente a las manos de Jorge Lauffer. Fue asimismo miembro de la Sociedad Geográfica de Madrid , de las Sociedades Entomológicas de Francia, Berlin, Stettin, y de la Científica de Bruselas.

Martínez sobrevivió a todos los miembros de la expedición y gozó de buena salud hasta su muerte en 1908. Para saber más de este científico católico socio fundador de la RSEHN en pleno Sexenio Democrático nada mejor que leer la web de la que está tomada la mayor parte de lo aquí expuesto, o la magnífica obra de María de los Ángeles Calatayud, ed., Diario de D. Francisco de Paula Martínez y Sáez, miembro de la Comisión Científica del Pacífico, 1862-1865, Madrid, CSIC, 1994

Print Friendly, PDF & Email