Firmas

Católicos y científicos: Félix Varela y Morales, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Félix Varela y Morales, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Félix Varela y Morales (1788-1853), sacerdote católico, es considerado uno de los forjadores de la nación cubana. Maestro, escritor, filósofo y político, influyó de manera determinante desde su Cátedra del Real y Conciliar Colegio Seminario San Carlos y San Ambrosio de La Habana en la formación en una generación de cubanos, a los que explicó el concepto de patria y los derechos individuales y colectivos. Inició la enseñanza de la Física Experimental y la sustitución de la docencia escolástica por una donde la práctica sería parte fundamental del proceso educativo, montando el primer laboratorio de física de Cuba.

Como dice de él el investigador Enrique Beldarrain Chaple, impregnó sus enseñanzas con un amor inmenso a sus semejantes y al suelo que le viera nacer. Varela decía «Aprender de memoria es el mayor de los absurdos, pues si falla la memoria falla todo lo estudiado, por ello la constancia en el estudio consolida los conocimientos». Su artículo «Indicaciones sobre la Mejora de los Hospitales en Climas Cálidos» supuso un antes y un después en la historia de la epidemiología cubana. José de la Luz y Caballero, uno de sus muchos discípulos, diría de él: «Mientras se piense en Cuba, se pensara con respeto y veneración en aquel que nos enseño a pensar». Fundó la primera Sociedad Filarmónica de La Habana, formó parte y trabajó para la Sociedad Económica de Amigos del País, y escribió obras de teatro y de filosofía. El 18 de enero de 1821, a los treinta y dos años, tras fundar en el seminario la primera cátedra de derecho de América Latina donde se enseñó la Legalidad y la Responsabilidad Civil, el mismo Varela diría: «La Cátedra de la libertad y de los derechos humanos, la fuente de la virtudes cívicas y la base del gran edificio de nuestra felicidad». Mientras tanto, por la época, en España ya habían arraigado las ideologías anticientíficas por las que se mataban curas por considerarlos enemigos de la civilización, cuya corriente acabaría desencadenando la Persecución Religiosa en pleno siglo XX.

Tras votar en contra del Rey Fernando VII para abolir la Constitución es condenado por éste a muerte y huye de España donde representaba a Cuba. Parte hacia los Estados Unidos convencido de que no hay mejor salida para Cuba que la independencia. Desde allí comenzará a organizar y luego a presidir un movimiento independentista, sin dejar de fundar escuelas, edificar iglesias, evangelizar a los más pobres, y defender la fe católica ante el predominio del protestantismo, hasta su muerte, tras pobreza, enfermedades y soledad, el 25 de febrero de 1853 en San Agustín –que ahora celebramos- en la Florida. Sus restos descansan en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, pero nada tuvo que ver con Fidel Castro ni su atroz régimen materialista. Como bien recoge Wikipedia, el 14 de marzo del 2012 Benedicto XVI declaró al Siervo de Dios Félix Varela como Venerable, y dijo en la homilía: “…el Padre Félix Varela fue un ejemplo preclaro de cómo un hombre de fe pueda aportar a la construcción de una sociedad más justa… Varela nos recuerda que ‘No hay patria sin virtud’”. Copérnico, Mutis, Acosta, Varela…son ejemplos de curas católicos y científicos.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.