Opinión

Católicos y científicos: Estanislao Vayreda, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Estanislao Vayreda, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

En la Galería de Científicos Catalanes dice de él:

“Vayreda i Vila, Estanislau Olot (Garrotxa) 1848 – Olot (Garrotxa) 1901. Botánico.

Se licenció en Farmacia en Barcelona en 1868. Fue farmacéutico militar en el ejército carlino y ésta fue, de hecho, la única dedicación profesional que ejerció, pues fue un hacendado que se dedicó a cuidar las propiedades familiares, la cual cosa le dejaba mucho tiempo libre para el cultivo de la ciencia.

Publicó algún artículo de tipo químicofarmacéutico y un remarcable catálogo de aves de las comarcas gerundenses. Su contribución científica más relevante, sin embargo, fue en el campo de la Botánica. Herborizó regularmente en diversas comarcas catalanas y confeccionó un herbario de unos 40.000 ejemplares que se conserva en el Instituto Botánico de Barcelona; además, un cierto número de muestras de Vayreda se encuantran en el Real Colegio Alfonso XII de San Lorenzo del Escorial. Abasteció un jardín botánico en Lledó, donde llegó a cultivar más de 350 especies. Escribió diversas aportaciones a la flora del país y fue uno de los primeros autores de la Renaixença en publicar algunos trabajos científicos en catalán. Fue miembro de la Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona, de la Real Sociedad Española de Historia Natural, de la Sociedad Botánica Barcelonesa, de la Sociedad Linneana Matritense, de la Société Helvétique pour l’Échange des Plantes y de la Asociación de Excursiones Catalana.

 

OBRES PRINCIPALES

Plantas notables por su utilidad o rareza que crecen espontáneamente en Cataluña, o sea Apuntes para la flora catalana (1879)

Excursió botànica al Baix Ampurdà (1881)

Catàlech de la flora de la vall de Núria (1882)

Fauna ornitológica de la provincia de Gerona (1883)

Ensayo de Jardín Botánico de Aclimatación en Lladó, provincia de Gerona (1889)

Catàleg de la Flòrula de la Mare de Déu del Mont (1920)”

 

A destacar que se trata de un científico católico, requisito indispensable para ser carlista, y que colaboró de manera directa con el Real Colegio Alfonso XII, regentado por los Padres Agustinos, depositando en él para su Gabinete de Historia Natural un importante número de plantas herborizadas que todavía se conservan, y con las que se reforzó la renovación pedagógica hacia lo experimental y científico propia de toda la historia de la Iglesia Católica española, y especialmente significativa durante los siglos XIX y XX, con anterioridad a la Institución Libre de Enseñanza, a la Edad de Plata, al Instituto Escuela, a la Residencia de Estudiantes, y que por suerte continuó hasta nuestros días, y que convierte año tras año a los colegios católicos confesionales en referente indiscutible para la formación de nuevas generaciones de científicos.

Print Friendly, PDF & Email