Firmas

Católicos y científicos: Eduardo Ortiz de Landázuri, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Eduardo Ortiz de Landázuri, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

El modo de demostrar la importancia de la Iglesia Católica en el desarrollo pedagógico español contemporáneo y en la mejora continua de la enseñanza es proponer hechos concretos, es decir, personas que con su actividad científica o docente hayan desarrollado nuevas metodologías didácticas, personas que hayan conquistado un alto nivel académico recibiendo religión en la escuela y personas que sin perder su fe hayan impartido docencia, incluida por supuesto la universitaria.

Eduardo Ortiz de Landázuri (1910- está incluido en el segundo y tercer grupo de los que acabo de enumerar. Perteneció al Opus Dei, en cuya web y en Wikipedia he obtenido buena parte de la información aquí expuesta. LA Iglesia ya lo ha declarado Siervo de Dios junto con su esposa.

Estudió bachillerato en Madrid (Colegio de los Padres Agustinos e Instituto Cardenal Cisneros) y Segovia (Instituto de Enseñanza Media), con religión en la escuela, y lo terminó en 1926. Estudió Medicina, licenciándose en 1933. Comenzó el ejercicio de su profesión en el Hospital del Rey, de Madrid. En 1935 amplió estudios en Alemania. En 1940 se incorporó al Hospital Clínico de Madrid, para trabajar con el Dr. Jiménez Díaz, a quien consideró siempre su maestro en la medicina. En 1941 se casó con Laura Busca Otaegui, que también fue del Opus Dei y con quien tuvo siete hijos. Obtuvo el grado de Doctor en 1944. En 1946 obtuvo la Cátedra de Patología General de la Facultad de Medicina de Cádiz. Se trasladó a la de Patología Clínica y Médica en la Universidad de Granada, y en 1958 se incorporó a la naciente Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, obra del Opus Dei, en cuya Facultad —y Clínica Universitaria—trabajó hasta su jubilación.

Pero no todo fue un camino de rosas en la vida de nuestro personaje, hermano de la venerable Guadalupe Ortiz de Landázuri. Como ella hubo de sufrir el fusilamiento de su padre a manos del Ejército del Frente Popular. Él, su madre y Guadalupe pasaron con su padre la noche anterior al mismo, el 8 de setiembre de 1936. Su hija cuenta que “A mi padre le zarandeó el alma la actitud de mi abuelo – el que fue fusilado en el 36- que aceptaba la muerte una vez que sus subordinados ya habían sido asesinados, para seguir su suerte, aunque se le ofreció la posibilidad de “salvarse” si se “pasaba” al otro bando en guerra. Esta actitud, junto a la entereza que demostró en aquellas horas su hermana Guadalupe –seis años menor que él y a quien tanto admiró siempre por su decisión y fortaleza-, que daba ánimos a su padre, mantenía a su madre y ayudaba a todos a rezar; esta actitud le supuso un revulsivo que le llevó a cuestionarse muchas cosas y a volver a la fe cristiana”. O sea, que el sufrimiento que padeció más ver cómo murió su padre y cómo afrontó el crimen su hermana le llevó a la conversión, no al odio, o a convertirse en un vengativo asesino, a a alistarse en el ejército para matar a quienes habían acabado con su padre. Algo similar hizo Jose Mª Albareda Herrera con quienes mataron a su padre y a su hermano, discapacitado intelectual, según cuenta el científico católico Enrique Gutierrez Ríos que fuera presidente del CSIC- en su biografía del personaje, por lo que sorprende que todavía no se haya abierto la causa de beatificación de este científico católico cofundador del CSIC.

Su actividad profesional alcanzó una intensidad sorprendente: la jornada comenzaba muy temprano, con un tiempo dedicado a la oración y a la Santa Misa, y terminaba, de ordinario, en las primeras horas del día siguiente.

Para profundizar en la vida de este científico católico del Opus Dei , la biografía López Escobar, Esteban; Lozano Bartolozzi, Pedro (1994). Eduardo Ortiz de Landázuri. Madrid: Ediciones Palabra.

Homenaje al profesor Ortiz de Landázuri. Ediciones Palabra. 1984. p. 501. ISBN 84-7391126-1.

Echevarría, R. M. (1999). «Entrevista en Nuestro Tiempo». La Herencia de Mons. Escrivá de Balaguer (4.ª Edición edición). Ediciones Palabra. pp. 102-109.

López Escobar, Esteban; Lozano Bartolozzi, Pedro (1994). Eduardo Ortiz de Landázuri, Biografías MC. Ediciones Palabra. ISBN 84-7118964-X.

Narváez Sánchez, Juan Antonio (1999). El doctor Ortiz de Landázuri. Ediciones Palabra. ISBN 84-8239-138-0.

Velasco, Miguel Ángel (1999). Santos de andar por casa. Planeta. pp. 125-127.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Católicos y científicos: Eduardo Ortiz de Landázuri, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.