Opinión

Católicos y científicos: Eduardo de Hinojosa y Naveros

Eduardo de Hinojosa y Naveros (1852 – 1919) fue un abogado e importante historiador español, que hizo frente a su actividad científica sin renunciar a sus creencias, y de cuyo fallecimiento se cumplen ahora 100 años.

Siendo ministro el VIII Conde de Toreno, también católico practicante y presidente de la Real Sociedad Geográfica de España, académico de Ciencias Morales y Políticas, caballero de la Orden de Santiago y gran cruz de la de Carlos III, fue pensionado a Alemania donde amplió estudios, porque en España se daban pensiones antes de que existiese la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas (JAE).

Hinojosa se doctoró en Letras en 1885 se doctora, y obtuvo la cátedra de Geografía histórica de la Escuela Superior de Diplomática, y publicó una obra de carácter general, la ‘Historia del Derecho romano según las más recientes investigaciones’. Obtuvo las cátedras de Historia Antigua y Media de España en 1900, y la de de Historia de América desde 1906. Fue miembro de la Real Academia de la Historia a partir de 1889. Por sus convicciones religiosas se mantuvo a distancia de la Institución Libre de Enseñanza ,y por ello fue alejado de sus importantes círculos de influencia. Desde 1873 6 1874 Hinojosa formó parte de la Asociación de Católicos de España, y fue redactor de «La España Católica». En 1888 el Arzobispo de Toledo le nombró Secretario de relaciones de los Círculos y Obras Católicas.

Perteneció a la Unión Católica, ocupó cargos políticos desarrolló actividad científica. Discípulos suyos fueron José María Ramos Loscertales, Galo Sánchez, y Claudio Sánchez Albornoz, que hicieron la tesis en el Centro de Estudios Históricos de la JAE. Fue también académico de la Lengua.

Print Friendly, PDF & Email