Revista Ecclesia » Católicos y científicos: Aranguren, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC
Opinión

Católicos y científicos: Aranguren, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y científicos: Aranguren, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

El legado documental del filósofo Jose Luis Rodríguez Aranguren fue cedido no hace mucho tiempo al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) por parte de su familia. El gesto fue interpretado por la prensa laicista como una oportunidad extraordinaria para …nuevamente asociar intelectualidad y ciencia con determinadas siglas políticas e ideológicas. Pero como siempre hay algo más que decir del personaje.

El avulense José Luis López Aranguren (1909-1996) era creyente, y no sólo lo dijo, si no que lo dejó escrito: “Me sigo considerando intelectualmente religioso y religiosamente intelectual, pues para mí, personalmente, la ética sigue abierta a la religión, es decir, la religión me sigue pareciendo relevante para la ética… Creo no haber perdido totalmente la sensibilidad para el ‘misterio,’ y hay capítulos de la ética que no sabría como abordar si de algún modo no lo hago desde la religión”. Hoy en día que tan de moda está sacar de los comités de bioética, con cajas destempladas las más de las veces a quienes resultan haber estudiado ética – a muchos sacerdotes católicos – sorprenden las palabras de Aranguren “…la ética está abierta a la religión porque el sujeto, el agente, el hombre tiene unas estructuras antropológicas que lo remiten, aún sin él pretenderlo, al más allá, a la dimensión religiosa…”.

Aranguren no ahorró críticas al la Iglesia de la época en que vivió, y contribuyó sin duda a lo que terminó denominándose La Transición, etapa en la que todos, pero sobre todo la mayoría católica, jugó un papel tan relevante. Sobre la muerte humana comentaría “…Si muriésemos ante nadie, la muerte, en efecto, sería absurda…pero san Pablo dijo ninguno muere para sí mismo, morimos para el Señor. Dios nos tiene ante sí enteros,como nadie…y porque morimos ante Dios y hacia Dios, la muerte tiene sentido”. Hasta ahora el legado documental del filósofo estaba depositado en el Instituto de Filosofía del CSIC, fundado por los católicos aragoneses Ibañez-Martín y Albareda, en un gesto de institucionalización de la filosofía sin precedentes, y al que estuvo ligado Aranguren sus últimos años.

Somos muchos los que vivimos las realidades de la fé y la razón, de la catolicidad y la ciencia, sin ningún problema. Son muchos los que nos han precedido (Galileo, Mendel, Pasteur, Cajal…). En esta sociedad cabemos casi todos.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa