Revista Ecclesia » Católicos y Científicos: «Ángela Mouriz García», por Alfonso V. Carrascosa
Opinión

Católicos y Científicos: «Ángela Mouriz García», por Alfonso V. Carrascosa

Angela Mouriz García (1921-2021) ha pasado al Padre tras cumplir 100 años. Pionera en la medicina española se licenció en 1948 en una promoción de 200 hombres y ocho mujeres. Se doctoró en 1956 en la UCM. Fue la primera mujer científica en la Universidad de Navarra, donde además enseñó fisiología y farmacología. En 1965 fue becaria de investigación de Humboldt y trabajó en Munich  con Otto Creutzfeldt en la Research Institute of Psychiatry, el predecesor del actual Instituto Max Planck de Psiquiatría.

Esta madrileña decía «Yo quise ser médico, como mi padre, que era muy amigo del doctor Gregorio Marañón, un hombre muy entrañable al que conocí cuando era niña en El Cigarral, la finca familiar de los Marañón en Toledo».

Habla Mercedes Eguíbar en su libro Guadalupe Ortiz de Landázuri: Trabajo, amistad y buen humor’, (Ed. Palabra,  2001):

«Después de haber pedido la admisión en la obra (Opus Dei) —dice Ángela (Mouriz)— aprecié la fe y el sentido apostólico que Guadalupe había vivido conmigo llamándome con tanta frecuencia a pesar de que yo nunca aceptaba sus invitaciones. Su ejemplo me ayudó a ser más sobrenatural y tenaz en el apostolado contando de antemano que acercar almas a Dios era tarea que requería un esfuerzo notable».

A Ángela la encargaron visitarla todos los días e informar le de lo que se iba haciendo para Guadalupe, siendo para ambas una gran alegría porque se conocían desde 1949. Fue a verla diariamente y hablaba con ella desgranando viejos recuerdos a la vez seguía puntualmente la evolución de su enfermedad. Decía:

 «Me impresionaba cómo enfocaba la muerte. Estaba convencida de que no iba a salir de la operación y le ilusionaba tremendamente pensar que Dios se la podía llevar. Me decía: estoy en las manos de Dios; si quiere que me ponga buena, también me dará mucha alegría seguir viviendo para servir a la Obra (…). Pero a mí me alegraría mucho ver a Dios, estar con Él (…) ¡Cuánto le atraía la posibilidad de ir al Cielo!»

Como miembro que fue del Opus Dei, Angela Mouriz formó parte de las primeras promociones de mujeres de la Obra formadas en el Colegio Romano de Santa María, inaugurado a instancias del mismísimo san José María.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa