Alfonso-Carrasco-rouco
Opinión

Católicos y científicos: Alfonso Carrasco Rouco, por Alfonso V. Carrascosa

Precisamente en 2007, Año de la Ciencia, fue nombrado obispo Alfonso Carrasco Rouco (1956-), casi tocayo mío en nombre y apellido y sobrino del cardenal Rouco. Aunque no sea la de científico su profesión, sí es un licenciado y doctor, grado este último que solo se otorga si el candidato presenta un trabajo de investigación científica, es decir, generadora de conocimiento original. Otra cosa, la importante, es que don Alfonso conoce a Dios y lo da a conocer a los demás, misión ésta genuinamente científica en el mejor de los sentidos.

Sí, porque muchos no saben, incluidos los católicos, que la mayor parte de los obispos son doctores, ostentando así el máximo nivel académico al que se puede optar en una disciplina concreta. La especialidad de don Alfonso es la teología. Se resume en Infovaticana sobre él que tras cursar la enseñanza secundaria en el Seminario de Mondoñedo, se licenció en Filosofía por la Pontificia Universidad de Salamanca, estudiando a continuación Teología en Friburgo (Suiza). Durante el período 1980-1981 desarrolló tareas de investigación en el Instituto de Derecho Canónico de la Universidad de Munich, .durante 1982-1987 trabajó de Profesor asistente de la Cátedra de Moral Fundamental de la Universidad de Friburgo, siendo además Becario del “Fondo nacional suizo para la investigación” de la Universidad de Munich (1987-1988). Se ordenó en 1985. En 1989 se doctoró en Teología en la Universidad de Friburgo. Durante los años 1989-1991 ejerció como docente de la “Escuela Diocesana de Teología” de la Diócesis de Mondoñedo-Ferrol.

Luego, según la página de la Conferencia Episcopal, fue profesor agregado del “Instituto Teológico San Dámaso” (actual Universidad Eclesiástica San Dámaso) en Madrid, ganando la cátedra en 1996, año en el que fue nombrado Consiliario del Centro de Madrid de la AcdP (Asociación Católica de Propagandistas), ejerciendo como director del “Instituto de Ciencias Religiosas” del Centro de estudios teológicos “San Dámaso” y vicedecano de la Facultad de Teología San Dámaso de Madrid hasta el año 2000. Luego fue nombrado Decano de la Facultad de Teología hasta el año 2003, colabora regularmente en la Congregación para el Clero y es miembro nato de la Comisión central del Tercer Sínodo Diocesano de Madrid. Es miembro de la Comisión Teológica Asesora de la Conferencia Episcopal Española; miembro del Consejo de Redacción de la Revista Española de Teología y del Consejo Asesor de Scripta Theologica. El 30 de noviembre de 2007, día de san Andrés apóstol, fue nombrado por Benedicto XVI obispo de Lugo. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe en los períodos 2008-2011, 2011-2013 y 2014-2017, y también de de la Comisión de Seminarios y Universidades. Fue también, hasta su ordenación episcopal, profesor de Teología dogmática en la Facultad de Teología “San Dámaso” de Madrid (desde 1996) y director del Departamento de Dogmática de la misma Facultad en 2006. Durante su estancia en Madrid colaboró pastoralmente en la Parroquia de “San Jorge, mártir de Córdoba”.

En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura desde el 3 de marzo de 2020. Además de miembro de la Comisión Permanente de la CEE. Aquí puedes encontrar un listado de sus publicaciones.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME