Firmas

Católicos y Científicos: Gutiérrez Ríos, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Católicos y Científicos: Gutiérrez Ríos, por Alfonso V. Carrascosa, científico del CSIC

Una buena pregunta sería : ¿ha tenido algo que ver con el desarrollo contemporáneo de la química española un padre de familia con 6 hijos y del Opus Dei?. Para sorpresa de muchos católicos, y no digamos de laicistas de todo género, la respuesta es ¡Sí!.

Es el caso del licenciado en Farmacia y doctor en Ciencias Químicas Enrique Gutierrez Ríos (1915-1990), catedrático de universidad y presidente del CSIC en 1973-74, organismo científico mayor y más longevo de la historia de España, fundado por los católicos Ibáñez-Martín y Albareda en 1939.

Sin embargo la memoria histórica objetiva debe incluir a personajes como éste. Precisamente a él le debemos el mejor libro hasta ahora escrito sobre la personalidad de Jose Mª Albareda, titulado “Albareda: una época de la cultura española” – en el que se adentra en aspectos espirituales de su figura como sólo los que tenemos alguna sensibilidad religiosa somos capaces de plasmar- y la mejor necrológica del fallecimiento de san Jose Mª Escrivá de Balaguer, leíble en la hemeroteca de ABC, en la que comenta cosas tales como “Aunque hablara a una gran concurrencia, siempre la persona estaba en primer plano –cada persona, concreta, única, insustituible–. Decía que, en lo espiritual, cada criatura requiere una asistencia concreta, personal; que ¡no pueden tratarse las almas en masa!”.

Como se recoge en la propia web del CSIC, su vida científica estuvo estrechamente vinculada al CSIC desde sus orígenes, institución en la que ocupó diversos cargos entre los que cabe destacar: distintas responsabilidades en los Patronatos «Alonso de Herrera» y «Alfonso el Sabio», director de la Estación Experimental del Zaidín de Granada (1954-1957) y del Instituto de Química Orgánica «Elhuyar» (1983-4), y Vicepresidente (1967-1971). Ocupó, asimismo, responsabilidades en instituciones científicas públicas y privadas: Presidente de la Real Sociedad Española de Física y Química (1966-1970), Presidente del Consejo Nacional de Educación (1968) y vocal de la Comisión Asesora de Investigación Científica y Técnica. Fue Doctor honoris causa por la Universidad de Granada (1972). Recibió los premios Francisco Franco de Ciencias (1966) y José María Albareda (1969), precisamente por la escritura del libro al que antes hacía referencia. Fue miembro de las Reales Academia de Farmacia (1983) y de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (1985). Estaba en posesión de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio (1964).

 Ocupó varias presidencias además de la del CSIC, entre las que cabe recordar: Presidente de la Comisión Asesora de Investigación Científica y Técnica de la Presidencia del Gobierno (1968-73), Presidente del Consejo Nacional de Educación, Presidente de la Real Sociedad Española de Física y Química (1966-70) y fue además Consejero del Reino por las Universidades Española y Director del Instituto de Química Inorgánica «Elhuyar» del CSIC.

 No es el único químico católico español del siglo XX del CSIC. Iremos viendo.

Print Friendly, PDF & Email

Sobre el autor Alfonso V. Carrascosa Santiago

Alfonso V. Carrascosa es Doctor en Ciencias Biológicas y científico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), dedicado a la investigación en Historia y Documentación de las Ciencias Naturales en España (HISTORNAT). Coordina el Grupo de “Historia de la Microbiología Española” de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), y realiza difusión de la cultura científica. “Como es obvio, lo manifestado en sus artículos no tiene por qué coincidir con el posicionamiento, ni reflejar los puntos de vista de las instituciones en las que desarrolla su actividad”.

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.