Revista Ecclesia » Catequistas Sopeña: Un proyecto solidario para paliar las consecuencias de la covid
Iglesia en España Última hora

Catequistas Sopeña: Un proyecto solidario para paliar las consecuencias de la covid

La situación que vive la sociedad española ante la crisis económica provocada por la covid-19 ha llevado al Instituto Catequista Dolores Sopeña a crear el proyecto solidario Un peldaño para los demás para ayudar a quienes sufren este momento de manera tan grave. Así, las Catequistas Sopeña iniciarán las aportaciones en el seno de sus propias comunidades, como gesto de desprendimiento, y movilizarán a laicos y amigos de su obra apostólica, la Fundación Dolores Sopeña, en la recaudación de fondos que permita paliar necesidades y carencias a los damnificados por la situación socioeconómica. Según ha indicado la oficina de Comunicación de la institución, «muchas familias ven que en su escalera de superación falta algún peldaño, o alguno se ha hecho tan alto, que va a ser difícil subirlo y continuar sin ayuda con la progresión».

El proyecto, que permanecerá activo hasta el mes de febrero, invita a todos los miembros de la Familia Sopeña y a cuantas personas quieran participar, mediante donativos, para convertirse en ese peldaño que la pandemia truncó, en ese peldaño para los que ahora puedan estar en situación de vulnerabilidad. La propia web de la Fundación Dolores Sopeña pone a disposición de los interesados en colaborar un espacio seguro para realizar las aportaciones denominado Emergencia COVID19. Ser una vez más impulso en los proyectos que cada persona emprendió, al estilo de la fundadora, la beata Dolores Sopeña, quien siempre confió en la capacidad de cada persona para sacar lo mejor de sí misma y, con un pequeño apoyo, forjarse su propio futuro.

Destino de la ayuda

Las aportaciones se convertirán en pequeñas inversiones: la reparación de un medio de transporte, fundamental para el trabajo; la cobertura de un recibo de alquiler o de un suministro aún pendiente; la compra de un nuevo horno para el negocio familiar; necesidades básicas de alimento o vestido; la reposición de un secador de pelo que permita garantizar unos ingresos mínimos como emprendedores; una beca para continuar con una formación que se quedó sin concluir; la compra de una tableta o un ordenador para proseguir con las clases online… «Nuestro pequeño gesto convertido en un peldaño para otros, de la escalera que todos estamos intentando subir».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa