Revista Ecclesia » Rincón Litúrgico

Rincón Litúrgico

El mayor amor

«Está claro que Dios no hace distinciones: acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea». Enviado por la voz que le había hablado desde lo alto, Pedro llegó proclamando esta...

La vid y los sarmientos

«Sin mí no podéis hacer nada» (Jn 15, 5) Señor Jesús, muchas personas no han visto jamás a un pastor. Es fácil sospechar que tampoco habrán visto una parra o una viña. No podrán imaginar la fuerza de...

La vida y los frutos

«Llegado Pablo a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos, pero todos le tenían miedo, porque no se fiaban de que fuera discípulo. Entonces Bernabé se lo presentó a los Apóstoles» (Hch 9, 26...

La entrega del pastor

«Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular. Ningún otro puede salvar; bajo el cielo, no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos»...

El buen pastor

«El buen pastor da la vida por la ovejas» (Jn 10, 11) Señor Jesús, en nuestra sociedad muchas personas no han visto jamás a un pastor de ovejas. Por tanto difícilmente podrán imaginar todo lo que tú...

Testigos

Señor Jesús,  creo que en muchas ocasiones hemos abusado de la palabra «testigo». Tal vez sea porque ya sabemos que hay quienes desaparecen de la escena cuando han presenciado una reyerta o un...

Mensajeros del perdón

«Arrepentíos y convertíos para que se borren vuestros pecados». Esas son las últimas palabras que Simón Pedro dirige a las gentes de Jerusalén  (Hech 3, 19). Inmediatamente antes  había reprochado a...

Confesión de la fe

«Señor mío y Dios mío» (Jn 20, 28) Señor Jesús, hay muchas personas que para disculparse de su incongruencia y de sus dificultades de fe suelen apelar a la figura del apóstol Tomás. Sin embargo, yo...

La comunidad de la misericordia

«Los hermanos eran constantes en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones» (Hch 2, 42).  Este es el primer «sumario» o resumen de la vida de...

Cada semana, en tu casa