Iglesia en España

Casa y escuela de vocación, por Josep Àngel Saiz Meneses, obispo de Terrassa

Casa y escuela de vocación, por Josep Àngel Saiz Meneses, obispo de Terrassa

La Iglesia es casa y escuela de vocación. San Juan Pablo II señaló al inicio del tercer milenio que el gran desafío del siglo XXI consistía en hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión, siguiendo fielmente la voluntad de Dios y respondiendo a las aspiraciones profundas del género humano. La vivencia de la comunión eclesial facilita la misión de la comunidad cristiana para reconocer y acoger todos los dones del Espíritu, para acoger la variedad de vocaciones. Todos los bautizados han de ser conscientes de esta responsabilidad y misión en la vida de la Iglesia y colaborar para que la pastoral vocacional llegue a todos los lugares y ambientes  y culmine con la respuesta personal de todos y cada uno a la llamada de Dios. Por eso, podemos decir que la Iglesia se convierte también en una casa y escuela de vocación.

La comunidad eclesial contiene en sí todas las vocaciones que Dios suscita. La pastoral tiene como finalidad última ayudar a las personas a escuchar la llamada del Señor y a comprometer toda su existencia en la respuesta. La dimensión vocacional es pues parte integrante de la pastoral infantil y juvenil, es más, viene a ser como un elemento transversal de toda la pastoral. Las comunidades cristianas han de fomentar la cultura de la vocación y el clima espiritual que facilite la escucha de la llamada de Dios. Por otra parte, han de acoger las vocaciones que Dios va suscitando y las han de acompañar en su desarrollo. Familias, comunidades parroquiales, comunidades de vida consagrada, movimientos y nuevas realidades eclesiales, constituyen un ámbito propicio para vivir la fe y para crear el clima adecuado que ayude a las personas a escuchar y responder a la llamada de Dios.

Por eso hoy recordamos con especial énfasis que el Seminario es misión de todos, que todos somos responsables en esta tarea de la pastoral vocacional. La responsabilidad recae en la comunidad eclesial, en todos los ámbitos y estamentos del Pueblo de Dios. El primer responsable es el Obispo con la colaboración de su presbiterio. El Obispo ha de promover y coordinar las iniciativas adecuadas. Los presbíteros colaborarán sobre todo por su entrega, por su testimonio de servicio y de fraternidad y por su celo evangelizador. También los diáconos y los  miembros de la vida consagrada. Por otra parte, hay que promover en todas las parroquias grupos vocacionales cuyos miembros ofrezcan la oración y la cruz de cada día, así como apoyo moral y material. Los fieles laicos tienen una gran importancia, especialmente los catequistas, los profesores, los educadores, los animadores de la pastoral juvenil. También hay que implicar a los numerosos grupos, movimientos y asociaciones de fieles laicos.

Una responsabilidad particular está confiada a la familia cristiana. La familia cristiana es una «Iglesia doméstica» y constituye como un primer Seminario. Ahora bien, actualmente nos encontramos con grandes dificultades incluso en el seno de las familias cristianas. Es difícil que surjan vocaciones al sacerdocio en un ambiente de secularización y consumismo como el nuestro, con un índice de natalidad tan exiguo y un modelo cultural de familia que dificulta el cultivo adecuado de la posible semilla vocacional. Por eso es preciso potenciar una cultura de la vida que anime a acoger con generosidad el don de la vida y también a que las familias valoren la vocación sacerdotal de un hijo como el mayor regalo de Dios. En estos tiempos de turbulencias intra y extraeclesiales, es la hora de la fe firme, de la confianza plena en el Señor. Pidamos que los jóvenes estén abiertos al proyecto de Dios, y que María los guie en su camino. Ella es causa de nuestra alegría,  consuelo y esperanza segura.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.