Cristianos perseguidos Especiales Ecclesia

Carta sobre la Navidad de una misionera canaria en Sudán

Desde Sudán ha llegado una carta para felicitar la Navidad de una misionera, que trabaja en la región de los Montes Nuba, en Sudán. Su destinataria es una misionera de Canarias. Por razones de seguridad no se recoge su nombre, al encontrarse en una zona de conflicto:

“¡Feliz Navidad! Hubiera querido escribirte antes pero como siempre el tiempo es muy corto para todo lo que tenemos que hacer. Solo quiero darte información de lo que hemos vivido estos días por acá. Así por favor tú la pasaras a nuestros amigos y hermanas.

Este mes de diciembre los enemigos han estado muy activos. Te cuento solo los últimos hechos. El viernes 21 tuvimos el bombardeo más severo en varios meses. 29 bombas fueron arrojadas. A eso de las 8 am empezaron a dar vueltas en el aire antes de arrojarlas. Fue una mañana muy terrible. El primer avión dio cuatro vueltas y en cada una arrojaba bombas. Cuando ese terminó su misión, otro apareció. Este nos asustó más porque las bombas eran arrojadas más cerca. Fue la primera vez que entré a las trincheras junto con nuestra cocinera. No me había sentido bien y permanecí en la casa. Entré en el hoyo y estuvimos ahí cerca de veinte minutos, bajo tierra, hasta que el avión se fue… gracias a Dios no hubo heridos, Dios sigue protegiendo a su gente. Pero el trauma nadie nos lo quita… es una sensación de horror el pensar que las bombas pueden caer cerca y romper nuestros cuerpos en mil pedazos. Así como ya hemos visto muchos casos de gente destrozada por las bombas.

El lunes 24 otro bombardeo en la tarde, nos preparábamos para asistir a la misa de vigilia. Pensamos que querían sabotear nuestra celebración, pero nosotros no nos dimos por vencidos y seguimos adelante.

El 25 todos teníamos miedo, los misioneros, las autoridades locales… la celebración de la navidad trae a mucha gente. Aquí se reunieron cerca de 4.000 personas de todas las capillas. Al inicio de la misa uno de las autoridades locales informó a la comunidad de qué hacer en caso de bombardeo.

El clima era tenso pero seguimos adelante con la celebración. A eso de las 2:30 paso el avión pero como había ruido de tambores y cantos no supimos dónde bombardearon.

Al final del día agradecimos a Dios por dejarnos celebrar así en paz… pero a la medianoche cuando ya descansábamos los aviones aparecieron otra vez. Como tengo el sonido registrado muy claro en mi mente pensé que estaba soñando. En cambio no era un sueño, casi inmediatamente empezaron a bombardear. Me levanté y hablé a las hermanas. Eran las 12:36 a.m. Como estaba oscuro pero al mismo tiempo había claridad por la luna, pudimos ver el resplandor del fuego que las bombas produjeron al caer. Esta vez tuvimos un herido, gracias a Dios no muy serio.

Pero el terror que esta situación causa es indecible. Ya no podremos ni dormir tranquilos… la gente dice que vinieron de noche por la navidad porque tal vez pensaron de día no celebraríamos por el miedo, porque los últimos bombardeos fueron de día… Celebrarán de noche así los pillaremos en la celebración. Si es realmente así es el mal puro que está en contra de esta gente sencilla y pobre. Por favor recen por nosotros. A mí me parece tener el sonido de los aviones incrustado en la mente. A veces lo oigo en medio del viento, o en medio de los tambores. Mi oído se ha afinado tanto que esta madrugada desperté inmediatamente cuando empezaron a acercarse. Todos estamos bien pero recemos que el Príncipe de la paz nos bendiga con este don”.

 OMPRESS-SUDÁN (3-1-13)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Carta sobre la Navidad de una misionera canaria en Sudán, 1.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email