Revista Ecclesia » Carta Pastoral: «Para vivir la Semana Santa», por Francisco Conesa
Cuaresma 2021
Cartas de los obispos

Carta Pastoral: «Para vivir la Semana Santa», por Francisco Conesa

Queridos diocesanos:

Comenzamos en este día la celebración de los misterios centrales de nuestra fe. Podemos vivir estos días que se acercan como un don extraordinario del Señor, que nos ofrece la posibilidad de unirnos al misterio de su muerte y su resurrección, un misterio que nos llena de luz y nos salva. En un prefacio del tiempo de Cuaresma se dice que son “misterios que nos dieron nueva vida” y que nos permiten “llegar en plenitud a ser hijos de Dios” (prefacio I). Os invito a vivir con fe intensa esta semana, aunque la pandemia que padecemos nos impida participar en algunos actos tradicionales de estas fechas.

La primera forma de participar es uniéndonos a las celebraciones litúrgicas de estos días. La liturgia romana, dentro de su sobriedad, nos ofrece una gran riqueza de textos y símbolos, que nos ayudan a conectar con el misterio que se celebra. Os invito a no quedaros en casa viendo las celebraciones por televisión y a acudir a vuestras parroquias para uniros a la comunidad cristiana en la celebración del Domingo de Ramos y el Triduo de Pascua. El año pasado no pudimos hacerlo, porque estábamos confinados, pero este año sí tenemos la oportunidad de acudir a nuestras iglesias y celebrar juntos de nuevo el misterio pascual, siempre guardando las normas sanitarias.

Para preparar esta celebración y profundizarla, es conveniente que leamos en nuestra casa con serenidad algunos de los relatos de la Pasión del Señor, dejando que el texto del evangelio interpele a nuestras vidas y descubriendo en cada acontecimiento el inmenso amor que Dios nos tiene y que es verdaderamente la clave de lectura de todo lo que celebramos. Reservemos, pues, estos días un tiempo para el silencio y dejemos que Dios hable a nuestro corazón.

Como ya sabéis, por segundo año no podremos salir en procesión con nuestras imágenes queridas. Es una lástima porque una procesión es una sentida manifestación de nuestra fe, un momento de intensa plegaria y, también, una catequesis para nuestro pueblo. Pero sí podremos participar en otros actos que las cofradías han organizado y que también nos podrán ayudar a introducirnos en el misterio de Jesucristo y hacerlo vida. Os pido, por ello, que os unáis a los cofrades y hermanos para celebrar el Via Crucis, meditar la Pasión del Señor, honrar a Santa María y venerar las imágenes que evocan los acontecimientos santos que celebramos.

Finalmente, es importante recordar que el culto cristiano siempre va unido a la caridad. Este año quizás es más necesario que nunca que los cristianos demos ejemplo de solidaridad y seamos generosos, ayudando a tantos hermanos que, a causa de la pandemia, se han empobrecido. No podremos sacar la imagen de Cristo en procesión, pero podemos aprender a descubrir su imagen en los rostros de las personas que han quedado en el paro, que no pueden llegar a final de mes o que han padecido la enfermedad. A todos ellos debemos nuestra ayuda porque es imposible celebrar la pasión de Jesús sin sentirnos solidarios de todos ellos.

Os invito, por tanto, a vivir con profundidad esta Semana Santa. Es una semana de gracia, en la que podemos experimentar el amor inmenso del Padre, manifestado en la cruz de Cristo y sentirnos impulsados a vivir también nosotros en ese amor. Qué tengáis buena Semana Santa.

 

+ Francisco Conesa Ferrer
Obispo de Menorca



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa