Revista Ecclesia » Carta pastoral del arzobispo de Barcelona: «Camino de la JMJ 2023»
Cartas de los obispos

Carta pastoral del arzobispo de Barcelona: «Camino de la JMJ 2023»

Este domingo llega a Cataluña la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud que, si Dios quiere, se celebrará en Lisboa el mes de agosto de 2023. Esta cruz fue construida en 1983 por san Juan Pablo II para ofrecerla a los jóvenes para que la llevaran por todo el mundo. Desde entonces, ha peregrinado por muchos países y se ha convertido en un signo de esperanza.

La archidiócesis de Barcelona y las demás diócesis españolas tienen estos días la oportunidad de hacer camino hacia la próxima JMJ. Lo harán con los dos símbolos que la acompañan: la Cruz y el icono de la Virgen, Salus Populi Romani, protectora del pueblo romano.

Estos símbolos normalmente peregrinan por las diócesis del país que organiza la JMJ. Es una peregrinación para animar a los jóvenes a iniciar el camino de preparación para la Jornada Mundial. Esta vez los organizadores han querido ampliar el recorrido incorporando las diócesis españolas.

El 5 de septiembre, tras la peregrinación por Portugal, los dos símbolos llegaron a la diócesis de Ciudad Rodrigo y el 29 de octubre ya habrán peregrinado por más de 44 diócesis españolas, hasta llegar a la diócesis de Huelva. Desde este punto fronterizo, la cruz y el icono volverán a Portugal por el río Guadiana.

El lema de la JMJ de Lisboa, ciudad muy cercana al Santuario de la Virgen de Fátima, es muy mariano: «María se levantó y partió sin demora» (Lc 1,39). Recoge el episodio bíblico de la Visitación y quiere reflejar la actitud activa y misionera de María, cuando se levanta rápido para ir a ayudar a su prima Isabel. Es un impulso repentino y generoso, como los impulsos de los jóvenes, pero que encuentra su fundamento en las palabras del arcángel de Dios.

El logotipo es una cruz atravesada por un camino donde aparece la silueta de María. Es una imagen de María joven, para que los jóvenes se sientan identificados con ella, con su juventud y con su caridad.

Los jóvenes representan un reto de primera magnitud para la Iglesia. Ellos tienen un rol fundamental en el cambio de época que estamos viviendo. La juventud vive inmersa en una sociedad apasionante, pero atacada a menudo por intereses y valores espurios. Es necesario que les ayudemos, para que la crisis social y económica que estamos viviendo no les lleve al desánimo ni al vacío. Los jóvenes necesitan y tienen derecho al anuncio alegre del Evangelio. El acompañamiento de los jóvenes en su camino vital es uno de los cinco objetivos de nuestro Plan Pastoral.

Esta noche, la Cruz y el icono de la JMJ 2023 reposan en la diócesis sufragánea de Terrassa. Mañana, lunes 4 de octubre, llegarán ambas a Barcelona y, por este motivo, a las siete y media de la tarde (19.30h) celebraremos una vigilia de oración en la parroquia de Belén, en el centro de la ciudad, organizada por el Secretariado diocesano de pastoral con jóvenes. Confiaremos en las manos de Dios la juventud de nuestra archidiócesis.

Queridos jóvenes, os espero a todos en esta Eucaristía para desearos un buen inicio de curso. Caminemos con María hacia la próxima JMJ 2023 en Lisboa. No dejemos de rezar por los jóvenes a fin de que ellos, así como nosotros, se abran al mensaje de Jesús de Nazaret. ¡Qué bien lo decía san Juan pablo II al comienzo de su ministerio pontificio: «No tengáis miedo. Abrid las puertas a Cristo» (22 de octubre de 1978).

† Juan José Omella
Cardenal arzobispo de Barcelona 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa