carlos osoro
Iglesia en España

Carta pastoral de monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia, sobre la Pascua

Carta pastoral de monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia, sobre la Pascua

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista

Bajo el título “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí, ha resucitado”, monseñor Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Valencia, ha publicado una carta pastoral en la que señala que estas palabras del Señor fueron claves y especialmente iluminadoras para todas las épocas de la historia.

“El ser humano continuamente, señalo monseñor Carlos Osoro, tiene empeño en quedarse en sí mismo, a pesar de que ahí no encuentra más que sus propios egoísmos e intereses personales y unos horizontes raquíticos porque no va más allá de sí mismo”. “Por el contrario, añade, cuando sale de sí y se deja encontrar por quien ha resucitado, por Jesucristo, todo lo ve de una manera nueva, se encuentra con una novedad absoluta, ve todo desde la perspectiva de quien nos ha sacado del sepulcro, del vacío, del sin sentido, del estar sin metas, de no tener caminos, para llevarnos a ver todo desde la eternidad de Dios, desde su amor y misericordia.

En esta Pascua nos invita a meditar “sobre el amor de Cristo”.

“En Jesucristo, dice el arzobispo valenciano, se nos ha mostrado a un Dios misericordioso que revela, de una forma extrema, que es Dios de perdón, de amor y de paz. En Jesucristo hay palabras que alcanzan su expresividad máxima, de tal manera que solamente en Él sabemos lo que es la persona, lo que es el amor, lo que es el rechazo del amor, es decir, el pecado. En Jesucristo hay unas palabras claves que se llenan de contenido desde la Resurrección: Dios, amor, persona, salvación, liberación. ¡Qué fuerza tiene en nuestra vida el contemplar en San Pablo dos realidades de sentido contrario: la debilidad del hombre y la gloria de Dios, es decir, los pecados nuestros y el amor suyo!

La respuesta está en san Juan: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?” Esta pregunta tiene una respuesta en san Juan que da el salto al límite, pues nos dice que Dios no es sólo Dios del amor, sino que Dios es amor. Y esta afirmación es testimonio vivo y experimentado, y es confesión de fe.”

Concluye su carta pastoral de Pascua monseñor Carlos Osoro, afirmando que “la Resurrección de Cristo es la gran revelación del amor de Dios, el triunfo sobre el pecado y la muerte, la oferta de una vida nueva. Ahí tiene lugar el gozo y la esperanza. Él es la “nueva evangelización” con rostro. El amor de Jesucristo se manifiesta en su muerte y es reconocido en la Resurrección. Es un amor que cura, que entrega ternura, que acompaña siempre a los hombres, que les dignifica, que acoge a todos y se acerca a los más marginados y desprestigiados, que perdona siempre.”

 

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.