Portada » Cuaresma 2014 » Carta para la Cuaresma 2014: Ven, por Ángel Moreno de Buenafuente
Cuaresma 2014

Carta para la Cuaresma 2014: Ven, por Ángel Moreno de Buenafuente

crucifijo

Carta para la Cuaresma 2014: Ven, por Ángel Moreno de Buenafuente

Ven, vuelve de tu posible camino errado, de tu camino emancipado e independiente, de tus días distraídos, de tu quehacer empeñado un tanto autosuficiente.

Ven, vuelve, te estoy esperando con palabras amables, con gestos de amor, con mirada de misericordia, con todo dispuesto para cenar juntos.

Ven, vuelve, no te justifiques en que lo has intentado otras veces y en que te parece un tanto frívolo y hasta algo cínico acogerte a mi ofrecimiento de amor incondicional.

Ven, vuelve, no resistas en tu mala memoria, que te secuestra y puede hacerte daño, porque crezca dentro de ti un muro y una distancia que no mereces.

Ven, vuelve, mírame, estoy con los brazos abiertos, con las palmas de mis manos llagadas, pero luminosas, para que no te dé pudor contarme las heridas que has sufrido a lo largo del camino.

Ven, vuelve, ten la seguridad de que no te echaré en cara tus pasos perdidos, tus horas muertas, tus días vanidosos, tus relaciones egoístas, tus torpes pensamientos, tus deseos oscuros.

Ven, vuelve. ¡Si supieras la alegría que me darías si creyeras en mi palabra y no te resistieras, justificándote en tu pobreza y debilidad, que es la tentación del Malo con capa de humildad!

Te ofrezco la paz interior, la que nace de saberte perdonado, envuelto en misericordia que impide mirar hacia atrás, porque solo existe el presente en el amor.

Te ofrezco la alegría del corazón, la serenidad del alma, la anchura en las entrañas, la felicidad posible, que nadie puede arrebatarte.

Te ofrezco mi Palabra de vida, compañera y guía de camino, oportuna, fiel, encontradiza en el momento necesario.

Te ofrezco mi amistad, que caminemos juntos y progresemos en el trato que te dejará gustar la dulzura del bien en mi presencia.

Te ofrezco mi propio cuerpo y sangre, mi entrega total, sin factura, mi donación irreversible, porque te quiero.

Te ofrezco mi amor, mi declaración irresistible. ¡Si tú supieras que estoy loco por ti! ¡Si te creyeras por un instante el amor que te tengo!

Ya queda todo de tu parte. Yo te espero siempre.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Carta para la Cuaresma 2014: Ven, por Ángel Moreno de Buenafuente, 8.7 out of 10 based on 6 ratings
Print Friendly, PDF & Email