Revista Ecclesia » Carta a los niños de Primera Comunión, por Francisco Cerro Chaves, obispo de Coria-Cáceres
Iglesia en España

Carta a los niños de Primera Comunión, por Francisco Cerro Chaves, obispo de Coria-Cáceres

Carta a los niños de Primera Comunión, por Francisco Cerro Chaves, obispo de Coria-Cáceres

 

Queridos niños: Gracias por vuestras innumerables cartas y, especialmente, por las respuestas que dais a mis preguntas, tan acertadas y  bellas. Sois la alegría y esperanza de la Iglesia.

Se acerca el día hermoso de vuestra primera comunión.

Entre todos los regalos que vais a recibir, el más grande y más valioso es la Eucaristía. El Hijo de Dios, en persona, viene a nuestro encuentro, porque nos ama y quiere estar siempre entre nosotros.

¡Qué bonito es tener amigos! Con ellos jugamos, estudiamos y reímos…

Jesús es el más grande y bueno de los amigos. Entregó su vida por todos en la cruz, lo recibimos, cada vez que queremos, en la eucaristía y además  nos ofrece la felicidad para siempre en el cielo, ¡nadie nos regala tanto como Él!

En la  eucaristía entramos en comunión con Dios y  en comunión con los demás. Los amigos de Jesús disfrutamos practicando el verbo compartir. Si Jesús nos ofrece mucho amor y felicidad, nosotros  debemos colaborar en la misión de hacer felices a los demás, especialmente a los que carecen de lo más elemental para vivir.

Por eso, como en año anteriores os invito a construir el “puente de la fraternidad” con  un centro de niños discapacitados, en una barriada pobre de Puertoviejo,  Ecuador.  Allí está entregada a ellos, la misionera hermana Juana Galán, natural de Montánchez.

El papa Francisco, hace unos días invitaba a los niños a participar, todos los domingos en la Misa, porque es el día de la resurrección del Señor. Decía: “con la eucaristía pertenecemos a la Iglesia, al Pueblo de Dios, al Cuerpo de Dios, a Jesucristo”.

Somos una familia universal, sin fronteras, que resplandece con brillo especial, cuando comparte con alegría.

Enhorabuena por recibir a Jesús.  Gracias también por vuestra generosidad, que contribuirá a la felicidad de  otros niños.  Que la alegría del amor de Dios llene vuestro corazón, el de vuestra familia y el de todos los niños del mundo.

Os bendice vuestro amigo,

+ Francisco Cerro Chaves

Obispo de Coria-Cáceres



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas