Iglesia en España

Carta del obispo de Segovia, Ángel Castro, ante el Día de la Iglesia Diocesana

Carta del obispo de Segovia, Ángel Castro, ante el Día de la Iglesia Diocesana

Al celebrar el día de la Iglesia diocesana 2013, tenemos una nueva oportunidad para descubrir y trasmitir el gozo de sabernos y sentirnos miembros de una Iglesia que es comunidad de fe, esperanza y caridad. Para vivir la comunión y crecer en ella. Para que todos descubran que es en la Iglesia donde se puede vivir, la posada preparada para los pobres, el auténtico sacramento de unidad con Dios y entre sí.

En el Año de la fe que estamos a punto de clausurar ha sido también una buena oportunidad para intensificar el testimonio de la caridad. En efecto afirmamos: “La Iglesia con todos, al servicio de todos”, dedicando su vida con amor a quién está solo, marginado o excluido, como el primero que hay que atender y el más importante que socorrer porque precisamente en él se refleja el rostro de Cristo. La Iglesia despliega una importantísima labor a favor de toda la sociedad. Dar a conocer lo que la Iglesia hace a favor de los demás es la mejor forma de explicar que es la Iglesia.

Todo el que se acerca a ella con rectitud de intención descubre los recursos y la inmensa labor que se realiza en el campo pastoral, evangelizador, litúrgico, catequético, educativo y por su puesto en el ámbito asistencial; y con la ayuda de todos hemos de avanzar y progresar. Es el momento de recordar que los gastos derivados de la labor social de la Iglesia son cubiertos en buena medida por los 247 millones de euros que 9,1 millones de contribuyentes asignaron a través de su declaración de la renta el pasado año.

No obstante se calcula que la actividad de la Iglesia supone un ahorro de 30.000 millones de euros para las arcas públicas. La Iglesia tiene que hacerse más presente en la sociedad, potenciar las labores sociales concretas que realiza, informar de lo que es más importante, ser transparente con la gestión de los recursos económicos y animar a los ciudadanos a comprometerse a apoyar a su Iglesia en su ingente tarea.

Somos cada uno de los sacerdotes y agentes de pastoral los que con nuestro testimonio podemos hacer que los católicos incrementen su sentido de pertenencia a la Iglesia y su compromiso de colaborar al sostenimiento económico de la misma.

La Iglesia se edifica creciendo en santidad en sus miembros mediante la fe, los sacramentos y la caridad. Esta realidad espiritual se hace patente en la visibilidad de la Iglesia que necesita más medios organizativos y materiales que dependen de nosotros. Sed generosos. Contribuid por vuestra parte a su mantenimiento. Ayuda a la Iglesia ganamos todos. Y no dejes de informarte, con todo detalle, pregunta en tu parroquia y a los sacerdotes, ingresos y gastos de la diócesis en el año 2012. Todo está escrito.

 

+ Ángel Rubio Castro

     Obispo de Segovia

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.