Carta del Obispo Especiales Ecclesia Iglesia en España Mártires del Siglo XX en España

Carta del Obispo de León, Julián López, ante beatificación 522 mártires

obispo-de-leon julian lopez martin

Carta del Obispo de León, Julián López, ante beatificación 522 mártires, en Tarragona el domingo 13 de octubre de 2013:

El próximo día 13 de octubre, domingo, tendrá lugar en Tarragona uno de los actos de mayor relieve del Año de la Fe que venimos celebrando desde el 11 de octubre de 2012 y que será clausurado en la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo.

Se trata, como sabéis, de una nueva gran beatificación de mártires, testigos de la fe en el siglo XX en España. Para nuestra diócesis que va a sumar a su largo martirologio y santoral iniciado por San Marcelo en el siglo III a otros 18 hijos, celebrar esta beatificación es un motivo de alegría y un deber de gratitud que nos invita a recoger esta herencia y celebrar a los hijos más preclaros de la Iglesia legionense. Estos mártires, como los ya beatificados en anteriores celebraciones, son hermanos nuestros muy queridos, nacidos en nuestros pueblos y bautizados en nuestras parroquias, de donde salieron siguiendo la llamada del Señor siendo todavía niños o adolescentes, criados y educados en la fe por familias cristianas y generalmente numerosas.

Muchos de vosotros, además, estáis unidos a ellos por los vínculos de la carne o del paisanaje. Todos los diocesanos sin excepción, pastores y fieles, debemos sentirnos orgullosos del testimonio supremo que asocia a estos hermanos a nuestro Redentor Jesucristo, a la vez que nos invita a imitarles en la fidelidad a la fe recibida y a las exigencias de la vocación de cada uno. En el Año de la Fe que está concluyendo debemos recordar estas palabras del papa que lo convocó: Por la fe, los mártires entregaron su vida como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había trasformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor con el perdón de sus perseguidores”.

Los mártires oriundos de nuestra diócesis según los límites actuales son dieciocho. Dieciocho vidas preciosas a los ojos de Dios, inmoladas como nuestro Señor Jesucristo, que se unen a los mártires del s. XX de nuestra diócesis ya glorificados: san Julián Alfredo y los seis beatos de las primeras beatificaciones de esta persecución religiosa, los treinta y cuatro beatificados en Roma el 28-X-2007 y los diez oblatos de María Inmaculada de la beatificación del 17-XII-2011 en Madrid. Suman todos setenta y dos hombres y mujeres mártires, en su mayoría pertenecientes a institutos de vida consagrada y buena parte de ellos también sacerdotes. Espero que un día no lejano podamos contar también en el catálogo diocesano de los santos y beatos a los siete presbíteros sacrificados en 1937 y 1937 y cuya causa de declaración de martirio y de beatificación tenemos ya en Roma.

En el Mensaje de la Conferencia Episcopal con motivo de esta beatificación (19-IV-2013) se dice: Los mártires fueron cristianos de fe madura, sólida, firme. Rechazaron, en muchos casos, los halagos o las propuestas que se les hacían para arrancarles un signo de apostasía o simplemente de minusvaloración de su identidad cristiana (n. 9). Por eso debemos celebrar su victoria sobre el odio y la muerte y tratar de imitar su fortaleza en la fe y en la coherencia de vida. Esa fortaleza está al alcance de todos los bautizados, de todos nosotros, en la medida en que, sin fiarnos en nuestras propias fuerzas, invocamos la ayuda de Dios y nos proponemos seguir la senda del evangelio y de los mandamientos divinos. Por eso, como en las beatificaciones anteriores, deseo invitar a todos los fieles de la diócesis, especialmente a los feligreses de las parroquias de origen de los próximos beatos, a prepararse espiritualmente para el acontecimiento. Es la mejor garantía para celebrarlo como corresponde dentro del espíritu del Año de la Fe. Con mi cordial saludo y bendición:

+ Julián, Obispo de León

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email