Iglesia en España

Carta del obispo de León ante la Jornada por la Vida, 25 de marzo

 

“HAY MUCHA VIDA EN CADA VIDA”

Ante el 25 de marzo de 2015, “Jornada por la vida”

Queridos diocesanos:

            Una vez más, al llegar la solemnidad de la Anunciación del Señor, cuando se conmemora el inefable acontecimiento de la encarnación del Hijo de Dios, debemos no solo profesar nuestra fe en este misterio que reconocemos inclinándonos al llegar a estas palabras en la recitación del Credo: “y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre”, sino afirmar también y, en consecuencia, respetar y proteger toda vida humana desde el instante mismo de la concepción. Desde ese momento en el seno materno hay una persona que debe ver reconocidos todos sus derechos, el primero de los cuales es el inviolable de vivir.

 

“Hay mucha vida en cada vida”, afirman los obispos de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida ante la próxima Jornada de este año[1]. Deseo hacer mío este mensaje y os invito a leerlo y tenerlo en cuenta, porque este es un asunto en el que todos los ciudadanos, independientemente de las creencias religiosas, estamos llamados a implicarnos. Se trata de defender la vida más vulnerable, débil e indefensa, y de ayudar a las madres, aun en la peor de las situaciones, a no realizar un acto que sería un atropello no menos grave que el que hayan podido sufrir ellas mismas, porque sería dar muerte a un inocente y añadir otro factor doloroso al ya padecido. Todo niño que nace, aun en su absoluta debilidad, puede ser una fuente inagotable de felicidad inmensa especialmente para su madre. Por eso todos hemos de implicarnos en esta hermosa tarea de proteger y acompañar a las futuras madres.

Desde este mensaje quiero destacar y agradecer la labor callada y constante de las personas y asociaciones que se han comprometido y trabajan a favor de la vida y de la ayuda a las madres con problemas. De la misma manera invito a participar en las convocatorias públicas que se organicen con los citados motivos. Y, en particular, a los actos organizados en León en la tarde del día 25.

Con mi cordial saludo y bendición:

 

+ Julián, Obispo de León

[1]http://www.conferenciaepiscopal.es/images/stories/comisiones/ceas/familia/2015Mensajeobispos.pdf

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.