Revista Ecclesia » Carta del obispo de Huesca y Jaca: «Bautizados en proceso sinodal»
Cartas de los obispos

Carta del obispo de Huesca y Jaca: «Bautizados en proceso sinodal»

Queridos hermanos en el Señor:

Os deseo gracia y paz.

En el Domingo del Bautismo del Señor tenemos oportunidad de revitalizar nuestro bautismo. La fase diocesana del proceso sinodal nos invita a reconocer y valorar a todos los bautizados.

El «Documento preparatorio» indica: «Los Pastores, como “auténticos custodios, intérpretes y testimonios de la fe de toda la Iglesia”, no teman, por lo tanto, disponerse a la escucha de la grey a ellos confiada: la consulta al Pueblo de Dios no implica que se asuman dentro de la Iglesia los dinamismos de la democracia radicados en el principio de la mayoría, (…). En otras palabras, se trata de un proceso eclesial que no puede realizase sino “en el seno de una comunidad jerárquicamente estructurada”» (nº 14).

Y se expresa de este modo: «Por lo tanto, todos los Bautizados, al participar de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, “en el ejercicio de la multiforme y ordenada riqueza de sus carismas, de su vocación, de sus ministerios”, son sujetos activos de evangelización, tanto singularmente como formando parte integral del Pueblo de Dios»(nº 12).

En el Vademécum” encontramos las siguientes expresiones:

1) «El Concilio Vaticano II reforzó el sentido de que todos los bautizados, tanto la jerarquía como los laicos, están llamados a participar activamente en la misión salvadora de la Iglesia (LG, 32- 33)» (1.3).

2) «(…), el objetivo de esta fase diocesana es consultar al Pueblo de Dios para que el Proceso Sinodal se realice a través de la escucha de todos los bautizados. Al convocar este Sínodo, el Papa Francisco invita a todos los bautizados a participar en este Proceso Sinodal que comienza a nivel diocesano. Las diócesis están llamadas a tener en cuenta que los sujetos principales de esta experiencia sinodal son todos los bautizados» (2.1).

3) «Juntos, todos los bautizados son el objeto del sensus fidelium, la voz viva del Pueblo de Dios. Al mismo tiempo, para participar plenamente en el acto de discernimiento, es importante que los bautizados escuchen las voces de otras personas en su contexto local, (…)» (ibíd.).

            4) «(…) mientras todos los bautizados están específicamente llamados a participar en el Proceso Sinodal, nadie -independientemente de su afiliación religiosa- debe ser excluido de la posibilidad de compartir la propia perspectiva y sus experiencias, (…)» (ibíd.).

5) «Puesto que todos somos discípulos misioneros, ¿cómo está llamado cada bautizado a participar en la misión de la Iglesia? ¿Qué impide a los bautizados poder ser activos en la misión?» (Pregunta 5).

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+ Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca y Jaca



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa

Últimas entradas