Revista Ecclesia » Carta del obispo de Cádiz ante en el Rosario Público del Año de la Fe
zornoza
Iglesia en España

Carta del obispo de Cádiz ante en el Rosario Público del Año de la Fe

Carta del obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy,  para participar en el Rosario Público del Año de la Fe

En este Año de la Fe que vivimos en la Iglesia Universal, como ya sabéis, estamos pidiendo al Señor Jesús y a su Madre Santísima el don de una renovación profunda y un entusiasmo misionero. La oración es la mejor de las iniciativas que podemos tener los creyentes para pedir la protección y la bendición de la Misericordia divina sobre nuestra diócesis, nuestra ciudad de Cádiz y sobre nuestras familias, especialmente las más necesitadas. Por eso el Rosario público que las Hermandades y Cofradías han convocado para este sábado a las 19.00 horas, en la parroquia de San Antonio y que recorrerá el centro de nuestra ciudad tiene un gran significado.

Os aliento y os pido a todos los sacerdotes, catequistas y demás agentes de pastoral a que viváis este Rosario como una gran oportunidad y que acudáis a este gesto de veneración de Nuestra Madre la Virgen Santísima que es además un testimonio público de la fe que nos da la vida, especialmente en este Año de la Fe y en este mes de mayo, mes de María.

Si somos verdaderamente conscientes de la gran necesidad y la urgencia del momento que estamos viviendo, con tantos retos espirituales y necesidades materiales, debemos orar más. Oremos, pues, y ayudemos a otros a orar contemplando con los ojos de María la vida de Nuestro Salvador como nos enseñaba el beato Juan Pablo II en su carta acerca del valor del Santo Rosario Rosarium Virginisque Mariae. Que nuestra oración pública sea una invitación a creer, a amar a Dios y a los demás, a vivir en comunión de amor para esperar y actuar.

 Pido a los enfermos e impedidos por cualquier causa que se unan a este rosario desde donde quiera que estén, pues el pueblo de Dios orante supera las barreras físicas y es inmensamente mayor que lo que se puede ver.

A todos los asistentes imparto con mucho gusto la bendición apostólica que hago extensiva a sus familias, especialmente ancianos y enfermos que no puedan acudir pero que se unen con su valiosa oración y sacrificio.

 + Rafael Zornoza Boy



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa