Revista Ecclesia » Carta del obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa: «Un nuevo Sínodo»
Cartas de los obispos

Carta del obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa: «Un nuevo Sínodo»

El sábado pasado día 23 y en el marco de las Jornades Transmet, empezó en nuestra diócesis de Terrassa la fase diocesana de un nuevo Sínodo que el Santo Padre Francisco ha convocado para el mes de octubre de 2023 con este tema: “Por una Iglesia Sinodal: Comunión, Participación y Misión”.

Pero ¿qué es un Sínodo? Esta es una palabra extraña que significa “caminar juntos” y es un organismo de la Iglesia nacido del Concilio Vaticano II. Fue instituido por el papa san Pablo VI y fue concebido como instrumento para manifestar la comunión de todos los obispos de la Iglesia con el Romano Pontífice y entre sí; y también papa expresar la participación del colegio episcopal y de cada obispo en el gobierno pastoral de toda la Iglesia. Por ello, los padres sinodales piden la Luz del Espíritu Santo, que es quien guía la Iglesia a la verdad entera (cf. Jn 16,13).

El Papa, por tanto, ha convocado un sínodo para escuchar la voz de los obispos de todo el mundo – representados por unos cuantos que son quienes asistirán a la asamblea sinodal- sobre un tema concreto. Se trata de buscar y profundizar entre todos los obispos la comunión, el caminar juntos hacia una Iglesia sinodal y a la luz de tres aspectos que propone su lema: comunión, participación y misión.

Estos tres aspectos expresan el sentido de este sínodo y del camino que estamos llamados a hacer en las diversas diócesis del mundo. Comunión, participación y misión no son solamente unas ideas más o menos atractivas sino un objetivo que se propone para alcanzarlo. Comunión significa que la Iglesia tendrá que hacer un camino no sólo juntos sino unidos en nuestros corazones. Participación significa que todos los bautizados forman parte de la Iglesia y por tanto todos somos responsables de ella, y en este sentido deberemos rezar juntos, reflexionar juntos y trabajar conjuntamente. Misión nos recuerda que somos enviados al mundo para llevar la nueva vida que Jesucristo nos ha obtenido, la salvación del mundo.

Ha sido deseo suyo expreso que todas las diócesis del mundo participen en la preparación de esta Sínodo, es decir, en el camino sinodal, con unos temas de reflexión que deberemos trabajar en ámbitos diversos de la diócesis como son las parroquias, grupos, movimientos, mundo educativo, vida consagrada y otras instituciones de Iglesia. Sus aportaciones serán recogidas para hacer un resume de ellas y, después de la fase continental, ser remitidas posteriormente a Roma desde las Conferencias Episcopales.

“Caminar juntos”, en efecto, es lo que manifiesta mejor la naturaleza de la Iglesia como Pueblo de Dios peregrino y misionero. Empezamos, pues, este camino con el deseo y la esperanza de que la voluntad de amor de Dios a su Iglesia se haga presente en nosotros.

 

+ Salvador Cristau Coll
Obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa