Revista Ecclesia » Carta del obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa: «Germanor: somos una gran familia»
Cartas de los obispos

Carta del obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa: «Germanor: somos una gran familia»

Me dirijo a vosotros como obispo administrador diocesano. Como sabéis, desde que el papa Francisco nombró al obispo Mons. Josep Àngel Saiz Meneses arzobispo de Sevilla, el derecho eclesiástico prevé que mientras dure esta situación y hasta que el santo Padre nombre un nuevo obispo, la diócesis sea conducida por un administrador diocesano. Y el sentido de esta expresión incluye también el velar por el sustento material de la Iglesia, la diócesis de Terrassa en este caso.

Un año más el Día de la Iglesia diocesana que celebramos hoy nos ayuda a expresar que los cristianos formamos parte de una gran familia que va más allá de los lazos de sangre y parentesco. Y es que somos la familia de los hijos de Dios.

Ahora bien, es importante saber de qué estamos hablando cuando hablamos de Iglesia. ¿Qué es para nosotros la Iglesia? Muchos no lo saben, y a veces se cree que la Iglesia es como una asociación, a la manera de ONG, o una empresa, o un club de seguidores de un ideal, instituciones todas ellas muy útiles para la sociedad ciertamente. Incluso hay cristianos que piensan que la Iglesia son el Papa y los obispos, solo ellos.

Pero la Iglesia es una realidad mucho más grande que todo esto, porque como hemos dicho es la familia de Dios. Es Jesucristo con todos los bautizados, formando un mismo cuerpo con él que es la cabeza y nosotros que somos sus miembros, según la imagen que presenta san Pablo en la primera carta a los cristianos de Corinto (1 Cor 12,12-27).

La Iglesia en este mundo la formamos hombres y mujeres que vivimos en él, y necesitamos los medios de este mundo para sostenerla, para extenderla y hacerla crecer. Necesitamos vuestra ayuda económica para la vida de este “cuerpo” en el mundo presente. Hemos de sentirnos responsables de ello porque todos formamos parte de esta familia.

Con motivo de esta jornada ponemos de manifiesto una vez más la vida de la Iglesia que anuncia la buena nueva de Jesucristo, celebra los sacramentos y sirve y ayuda a los demás, especialmente los más necesitados. Y ello se lleva a término desde las parroquias, delegaciones, comunidades religiosas, escuelas instituciones, seminario, cáritas, etc. Gracias a la labor de muchos, presbíteros, diáconos, religiosos y laicos ello se hace posible. Porque todos somos responsables de la vida de esta gran familia, la familia de los hijos de Dios.

Es por todo ello que agradezco en nombre de la diócesis vuestra colaboración en tantos campos de acción y también con el soporte económico que necesitamos para llevarlo a la práctica. A la vez, pido a todos los fieles, sacerdotes y diáconos, seminaristas, personas consagradas, laicos, familias, niños, con un recuerdo especial para los enfermos, que recemos por el nuevo obispo que el Señor quiera enviarnos, sea quien sea.

 

+ Salvador Cristau Coll
Obispo auxiliar y administrador diocesano de Tarrasa



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa