Carta del Obispo Iglesia en España

Carta del nuevo obispo auxiliar de Santiago, Jesús Fernández González, al arzobispo, Julián Barrio

jesus-fernandez-gonzalez-obispo-auxiliar-santiago

Carta del nuevo obispo auxiliar de Santiago, Jesús Fernández González, al arzobispo, Julián Barrio

Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián Barrio

Arzobispo de Santiago de Compostela

Muy estimado en el Señor: Hecha pública mi designación como Obispo Auxiliar de esa querida Archidiócesis de Santiago de Compostela por su santidad el Papa Francisco, quiero hacer llegar a Vd. y, a través suyo, a toda la Comunidad diocesana, un saludo lleno de afecto fraterno. Al mismo tiempo, pongo mi persona a su entera disposición para la edificación de la Iglesia y el servicio del Pueblo de Dios.

Conocedor de mis limitaciones y de la grandeza de la tarea a la que soy llamado, desde el momento en que conocí por boca del Sr. Nuncio de Su Santidad en España la elección, no he podido reprimir los sentimientos de sorpresa e inquietud. Por supuesto, tampoco han faltado a la cita las dudas. Pero el que se fió de mí (cfr. 1 Tim 1,12), no dejará de sostenerme y la oración y el apoyo suyo y del resto de los hermanos, de acompañarme.

Quiero manifestar mi cercanía fraterna especialmente a su persona, a los sacerdotes, a los religiosos y religiosas, a los seminaristas, a los miembros de los movimientos y asociaciones, y a todos los fieles laicos en general. Me siento también muy cerca de todos aquellos que están sufriendo el paro, la soledad, la marginación, la pobreza, la violencia, la enfermedad, el eclipse de Dios.

Termina una etapa importante de mi vida. Ahora, sin haberlo soñado ni pretendido por mi parte, el Señor y su Iglesia me piden que inicie una nueva. Leonés, amante de mi tierra, de su cultura y de sus gentes, si me lo permiten, aprenderé a su lado a vivir como un gallego adoptivo. Será un honor. Teniendo ante mí la figura de Cristo que, despojándose de sí mismo, tomó la condición de esclavo (cfr. Flp 2,7), y el icono de S. Pablo que se hizo todo con todos por servir (cfr. 1 Cor 9,22-23), también yo, miembro de una Iglesia sin fronteras, quiero hacerme uno más para anunciar en ese rincón de Galicia la Buena Noticia del Evangelio.

Pongo mi futuro ministerio en las manos de María y del Apóstol Santiago. Al mismo tiempo, me encomiendo a sus oraciones y a las de todos los diocesanos para poder ser un pastor fiel según el corazón y los deseos de Dios.

Fraternalmente

Jesús Fernández González

Vicario General de León

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email