Diócesis Iglesia en España

Carta del administrador diocesano de Mallorca, Lluc Riera, a la diócesis

Queridos hermanos: Como de todos vosotros es sabido, el pasado sábado nuestro querido D. Jesús, quien ha sido nuestro Obispo de Mallorca durante casi nueve años, tomó posesión canónica de la Diócesis de Orihuela-Alicante. En ese mismo momento nuestra Diócesis de Mallorca quedó en Sede Vacante. Y así continuará hasta que el Papa nombre el nuevo Pastor de la Iglesia de Mallorca y tome posesión canónica de la Sede mallorquina.


El pasado domingo, día 30 de septiembre, el Colegio de Consultores, reunido en sesión extraordinaria, me eligió como Administrador Diocesano de Mallorca, según lo previsto en estas circunstancias en el Código de Derecho Canónico, cuando la Santa Sede no disponga otra cosa. A partir de ese momento, me pongo a vuestra plena disposición. Como dije el mismo día de la elección, se trata de un servicio para ayudar a la vida ordinaria de la Diócesis, en este tiempo de espera de un nuevo Pastor. Durante el tiempo de Sede Vacante, a nosotros nos toca trabajar, con el máximo de normalidad y sin hacer innovaciones, para que la Diócesis siga anunciando el Evangelio del Reino.
En tiempos de Sede Vacante cesan automáticamente en sus cargos los Vicarios Generales y Episcopales. También cesan el Consejo Presbiteral, el Consejo Diocesano de Pastoral, el Consejo del laico y el Consejo de Vida Consagrada. D. Jesús, como Obispo – Administrador Diocesano de Mallorca, prorrogó, con potestad de Delegados Episcopales, a los dos Vicarios Generales y el Vicario Episcopal de Asuntos Económicos, que también han cesado por la Sede Vacante.

En cambio, se mantienen en sus cargos el Vicario Judicial, el Canciller – Secretario General del Obispado, que continuará con sus facultades delegadas, y los Notarios Eclesiásticos; el Ecónomo Diocesano y el Consejo Diocesano de Asuntos Económicos, que será prorrogado hasta el nombramiento de un nuevo Obispo Diocesano, porque acababa su plazo este mes de octubre. Asimismo, continúan en sus cargos los Arciprestes hasta ahora constituidos. En breve se convocará a la elección de una terna para nombrar el Arcipreste de Palma 2 que ha permanecido vacante por traslado de su titular.

Con el fin de atender las tareas pastorales de la Diócesis, consultado el Colegio de Consultores, he decidido delegar en forma general Mn. Rafel Umbert Sureda, con todas las competencias y facultades que tenía cuando era Vicario General y Delegado Episcopal, y Mn. Antoni Amorós y Terrassa, Ecónomo Diocesano, que será el Delegado General de Asuntos Económicos, con las mismas competencias y facultades que tenía como Vicario Episcopal y Delegado Episcopal.

De la misma manera todos los cargos diocesanos, como los Delegados Diocesanos, los Directores de los Secretariados, la Secretaria de Comunicación, así como otros cargos de la Curia Diocesana, quedarán en sus cargos.

Por otro lado, de parte del vicedelegado Diocesano de Pastoral Catequética y Litúrgica, asumimos algunas indicaciones que deben seguirse durante todo el período de Sede Vacante:

– Desde el pasado día 29 de septiembre, no se ha decir el nombre del Obispo en la Plegaria Eucarística. Tampoco se dice el nombre del Administrador Diocesano;

– Durante el tiempo de Sede Vacante toda la Diócesis debe orar con insistencia por la elección del nuevo Pastor, por ello desde la Delegación de Pastoral Catequética y Litúrgica ofrecen unos formularios, en catalán y en castellano, con algunas moniciones de La entrada y plegarias para hacer en las misas rituales para la elección de un nuevo obispo, que deberían ser, a propuesta de la Delegación, el primer y tercer miércoles de cada mes, o el día más próximo, así la Diócesis oraría el mismo día.
Que todos unidos hagamos camino en esta etapa de transición. En concreto, nos ponemos en camino para afrontar con ilusión el Año de la Fe, convocado por el Papa para toda la Iglesia Católica, y que aquí, como Diócesis, iniciaremos en la Catedral día 12 de octubre a las 17 h. Allí nos encontraremos, reunidos para celebrar la Eucaristía y compartir la alegría de creer en Jesucristo. Hasta entonces, recibid todos un cordial saludo en el Señor.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email