Firmas

Carta de un gran político socialista a su hijo, por Fidel García Martínez

Carta de un gran político socialista a su hijo, por Fidel García Martínez

El PSOE, la izquierda comunista alguna tendencia del centrismo derechista tienen una actitud beligerante en relación con la enseñanza de la religión en general y en la escuela pública en particular.

Cierta izquierda, por razones marxistas claramente reaccionarias sigue sosteniendo con la boca grande y con la pequeña que la religión es el opio del pueblo. Algo que sostuvieron con especial ahínco persecutorio los salinistas durante décadas en la antigua URRS, cuando intentaron a sangre y fuego acabar con todo que recordase el Cristianismo: destruyeron magníficas catedrales, abadías y monasterios, con sus pinturas escultoras, libros magníficos, partituras musicales (…) En España también se conoció la barbarie más destructora en nombre de la lucha de clase y la dictadura del proletariado, que se inventó sus monumentos al culto idolátrico del partido y/o del gran jefe y padre de la patria que resultó ser un tirano sanguinario, como papa Stalin. Lo del político asturiano incombustible, Gaspar Llamazares, uniendo los recientemente beatificados mártires de Nembra, entre ellos dos mineros, con la Cruzada Franquista, pone en evidencia la ignorancia histórica y la catadura moral e intelectual de este comunista convicto.

Resultan sorprendentes que un socialista francés, como Jean Jaurés, figura cumbre del partido en el siglo XX, asesinado en 1914 por su pacifismo y anticolonialismo en carta a su hijo, que no quería recibir educación religiosa católica como era común entre los hijos de los militantes del PSF, le aconsejara a modo de estamento paternal así: “Hay que confesarlo; la Religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización. Despreciarla es ponerse fuera del mundo intelectual y condenarse a una manifiesta inferioridad (…) Estudias mitología para comprender la historia de los griegos y de los romanos y qué comprenderías de la historia de Europa y del mundo entero después de Jesucristo, sin conocer el Cristianismo que cambió la faz del mundo y produjo una nueva civilización. No entenderías nada de arte sin conocer la fuente que inspirado. Las prodigiosas góticas, las pinturas geniales de Miguel Ángel (Capilla Sixtina), Rafael, Leonardo la música de Mozart, Bach. Los más grandes científicos: Pascal, Newton, Ampere, Pasteur, no se pueden entender sin su profunda religiosidad. Alguien puede entender algo sobre la cultura española sin las raíces católicas: nada puede entenderse de arte, pintura, escultura, literatura, arquitectura sin el espíritu católico que lo ha inspirado. Incluso para criticarlo se debe conocer, lo que no sucede hoy entre los nuevos laicistas; tan osados como ignorantes. Basta darse un paseo por el Patio Central de la Universidad Labora para percatarse que parte muy importante de la cultura está representada de forma sublime en muros y en sus estatuas esculpidas por el gran gijonés Laviada.

Concluye esta carta a su hijo: En cuanto a la libertad de conciencia y otras cosas análogas, eso es vana palabrería que rechaza los hechos y el sentido común. Muchos anticatólicos conocen por lo menos medianamente la religión; otros han recibido educación religiosa y su conducta prueba que han conservado su libertad.

Estos consejos a su hijo del gran político socialista francés Jean Jaurés, cuestionan la actitud de muchos socialistas que han hecho de fobia anticatólica un elemento fundamental de su ideología política.

Fidel García Martínez

Foto: Jean Jaurés

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.