Internacional

Carta de los diáconos de Oviedo desde Benín

“La sombra del baobab es alargada”: carta de los diáconos de Oviedo desde Bembereké, Benín

Con el curioso título “La sombra del baobab es alargada”, los diáconos de la archidiócesis de Oviedo, Celestino Riesgo y Miguel Ángel del Campo, que están pasando un año, como preparación a su sacerdocio, en la misión diocesana de Bembereké para conocer mejor la tarea que la Iglesia de Asturias realiza en aquella zona de Benín, han escrito la siguiente carta:

“Cumplido ya el mes de estancia en la parroquia más lejana de la diócesis, ya se pueden ir sacando algunas conclusiones. La experiencia está resultando muy positiva en todos los aspectos, pero sobre todo en el aspecto humano. La acogida está siendo excelente por parte de todos, incluyendo el presbiterio con su obispo. La calidad humana es extraordinaria y contrasta mucho con la austeridad con la que se vive y con la que se convive día a día con toda naturalidad. Es cierto que en este país no muere gente de hambre, pero el hecho de tener que comer siempre lo mismo día tras día, una y otra vez, ¿no es una forma de hambre?

Se echan de menos las comodidades de España, no nos vamos a engañar; y a veces cuesta. Cosas que en nuestra casa son cotidianas y que ahora empezamos a valorar de verdad, aquí no existen. Aunque, también es cierto, que las incomodidades no nos impiden disfrutar de verdad esta experiencia. No nos cabe duda de que esto es un regalo de Dios.

Una de las cosas que llaman más la atención es la fraternidad sacerdotal. Todos son conscientes que es muchísimo más grande lo que nos une que lo que nos pueda dividir, por grandes que sean las diferencias. Sin duda que esto es un don de Dios que se ha sabido acoger. Puede que sean pobres en muchas cosas, pero tienen otras riquezas que a nosotros nos faltan. ¿Será que donde sobran ‘cosas’, falta Dios?”.

 

OMPRESS-OVIEDO (20-11-12)

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email