Carta del Obispo Iglesia en España

Carta Arzobispo Valencia: No tengáis miedo a ser santos, atreveos a ser santos

Carta Arzobispo Valencia: No tengáis miedo a ser santos, atreveos a ser santos

Monseñor Carlos Osoro Sierra, arzobispo de Valencia centra su carta semanal reflexionando sobre la santidad

Manifestando que santo es aquel “a quien Dios ha concedido tomar como tarea esencial y fundamental de su vida este mandato: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente… Amarás a tu prójimo como a ti mismo”-

“Todos los días – escribe monseñor Osoro– cuando cogemos el calendario litúrgico, vemos como están llenos de santos, de personalidades cristianas, que han vivido con una dignidad singular la realidad de haber sido invadidos por la vida del Señor; precisamente por ello, en la tradición cristiana, se nos ponían nombres cristianos, es decir, de hombres y mujeres que habían conmovido a los demás por la identificación de su vida con la de Jesucristo, en algún aspecto singular de la misma”

“En este Adviento, –añade– tengo la necesidad de invitaros a ser santos, a no tener miedo a serlo, a ser valientes para entregaros a esta tarea apasionante de dar rostro al Señor. Como nos ha dicho el Papa Francisco: Fiel al modelo del Maestro, es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo. Ser santos es saber brindar a todos los que nos encontremos por el camino la misericordia de Dios, la que nos ha revelado Jesucristo, la misericordia que es la justicia de Dios”.

Mas adelante, invita a los cristianos a involucrarse en dar esta misericordia. “Para ello –dice– es imprescindible asumir en nuestra vida tres tareas esenciales: Dejarnos lavar los pies por el Señor. Nos identificamos con su entrega eucarística”, en segundo lugar: “Ser y vivir un solo Cuerpo; os asimilamos e incorporamos a Él; reunidos en un solo Cuerpo. La comunión no se hace sino que se recibe”; y en tercer lugar: “Vivir de este misterio: “haced esto en memoria mía”. Aquí descubrimos la razón de ser de la Iglesia y de su misión. En el fondo, nos está diciendo el Señor que, haciendo memoria, realizamos la comunión y lo hacemos presente en el mundo, regalamos su misericordia, su tierna misericordia que nos lanza a la misión”.

Tras subrayar la importancia y todo el significado que tenía ser santo en la Iglesia primitiva, subraya que en la concepción paulina los santos son los que han dado testimonio de Jesucristo y ellos han acogido al Señor, su Buena Noticia, la han aceptado por la fe y han renacido a la vida nueva por el Bautismo.

“Y es que, –escribe el arzobispo valenciano– en el inicio del cristianismo, hacerse cristiano era algo extraordinario, pues se desprendían de la manera de vivir anteriormente, hasta el punto de que se hacía extraño el modo de vivir y de estar en el mundo que tenían y que el mismo apóstol había vivido. De tal manera que, quien era cristiano daba por amor a Dios un paso que no sabía las consecuencias a las que le iba a llevar, pues podía ser hasta la muerte. Por ello, San Pablo habla de los santos, de aquellos hombres y mujeres que conocían la grandeza que daba el acoger a Jesucristo en la vida. Vivir una existencia nueva dada y regida por Dios mismo era su aventura, su testimonio y su propuesta a todos los que les rodeaban. Esta es la propuesta que se nos hace en el Adviento, prepararnos para acoger a Jesucristo en nuestra vida. Es cierto que, cuando los cristianos aumentan en número, a veces se banaliza ese amor sin reservas a Dios”

Concluye su carta semanal monseñor Carlos Osoro invitando a sus feligreses “a ser santos del modo y manera a la que el Señor nos llame, pero siempre con esa exigencia del amor de Dios que nos saca de lo cotidiano y banal, y nos impulsa a realizar algo extraordinario en la vida de cada día y al lado de todos los hombres.”

“Seamos testigos de esa grandeza eternamente nueva que se hace posible solamente por Jesucristo. Reflejemos la luz del Señor acuñando modelos y mostrando objetivos y caminos nuevos. Seamos testigos del amor de Dios, que es camino de totalidad, de ese camino del que nos habla el mandato del Señor: con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente”.

Por Antonio DIAZ TORTAJADA,Sacerdote-periodista

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email

Antonio Díaz Tortajada

Antonio Díaz Tortajada nació en 1947 en Castielfabib (Valencia). Sacerdote diocesano desde 1973. Miembro del Instituto Secular Jesús Sacerdote. Licenciado en Teologia, Ciencias de la Información y Diplomado en Psicología. Fundador de la emisora católica "Radio Luz de Valencia". Actualmente Consiliario de la Junta Diocesana de Hermandades y Cofradías. Columnista habitual en los diarios locales valencianos. Autor, entre otros libros, de: "Evangelización, lenguaje y cultura" (1983), "Llamados para anunciar el Evangelio de Dios" (1984), "Me encanta mi heredad" (1989), "Juan Pablo cree en los jóvenes"(1990), "El camino de la Cruz" (1991), "Arriesgar la palabra"(1993), "Plegarias" (1994), "El silencio de Dios" (1994), "Vivir lo que esperamos" (1997), "Viacrucis del Hombre Dios" (2000), "Háblame de Jesús" (2001) y "Variaciones sobre el Génesis" (2005)

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.