Revista Ecclesia » Carrasco Rouco en la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia: «Representa la luz de cada uno de nosotros»
Ofrenda reino Galicia
Iglesia en España Última hora

Carrasco Rouco en la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia: «Representa la luz de cada uno de nosotros»

«La luz que brilla en esta Ofrenda al Santísimo Sacramento, representa la luz del corazón y la ojos de cada uno de nosotros». Con estas palabras respondía el obispo de Lugo, Alfonso Carrasco Rouco a la Ofrenda del Antiguo Reino de Galicia al Santísimo Sacramento,celebrada este 13 de junio en la catedral de Luego.

Este año ha acudido como oferente el primer teniente de alcalde de la ciudad de A Coruña, Juan Ignacio Borrego, que estuvo acompañado por los alcaldes y representantes de las siete ciudades del antiguo Reino de Galicia; así como otras autoridades civiles y militares.

En la Eucaristía,  concelebraron  todos los obispos gallegos, excepto el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, que está en Roma con motivo de la audiencia con el Papa Francisco que tendrá lugar este lunes 14 de junio.

Ofrenda de Luz

«Que nuestro Señor reciba bien esta Ofrenda a la luz del Santísimo Sacramento», ha expresado el teniente alcalde. «Que Él nos mantenga ardiendo también en nuestro corazón, que nos ilumine en las decisiones difíciles y nos guíe en los pasos del sacrificio, que brille especialmente en nuestras tinieblas y en los momentos en que nuestros seres queridos, y nosotros mismos, dejamos este mundo», ha concluido.

«Que su presencia nos acompañe en este tiempo de inquietud»

En respuesta a la Ofrenda, el obispo de Lugo, ha expresado su agradecimiento al oferente con la presentación de la ofrenda: «La luz que brilla día y noche ante el Santísimo Sacramento, el primer motivo de esta noble tradición, como usted la recordaba, representa la luz del corazón y la ojos de cada uno de nosotros, que permanece vivo al reflejar la gloria que reconocemos en el Santísimo Sacramento, escondido de los orgullosos y resplandeciente para los humildes. Aquí profesamos firmemente las certezas de nuestro corazón, en el que construimos la vida y en el que basamos la esperanza: Tú estás con nosotros, Señor».

Además, ha destacado que «hoy le pedimos al Señor que esta paz reine en nuestros corazones, y que la luz y la alegría de su presencia acompañe nuestros pasos en este tiempo de pandemia, enfermedad e inquietud».

santísimo sacramento

Que ninguno de nosotros, «pequeño o grande, joven o viejo, caiga en la tentación de renunciar a la dificultad de las circunstancias y ni siquiera a la perspectiva de la muerte».

Los gallegos, ha subrayado, «querían tener en el corazón lo contrario, tener siempre la Eucaristía ante los ojos. Se propuso alimentarse de este otro pan de vida, que la humanidad misma se mueva por otros afectos, capaz de otras virtudes, sea buena y generosa.En esta época de crisis hemos visto en muchos ejemplos la grandeza de quien sabe sacrificarse, de quien ama, de quien da tiempo e incluso salud – paga con el propio cuerpo. Y pudimos recordar que esto siempre ha sido así, que estas fueron las verdaderas grandezas que hicieron dignos nuestros hogares y ciudades, que iluminaron la vida de nuestras familias, y que deseamos poder volver a experimentar con todo lo que verdaderamente amamos. Estos son los cimientos de nuestro futuro, los brillantes recuerdos de nuestra memoria, nuestra alegría y nuestro deseo todos los días ».

Obispos galicia

Desde 1669

La ceremonia, que se remonta a 1669, cuando el rey accedió a que se hiciese una ofrenda anual para contribuir a sufragar el gasto de alumbrado al Santísimo Sacramento, expuesto de forma permanente en el altar mayor del templo, ha contado con Os Xílgaros de Lugo, a cargo de la música, que que han ofrecido un repertorio de danzas y marchas procesionales.

Precisamente en el inicio del acto han interpretado la Marcha Procesional del Antiguo Reino de Galicia, mientras que al terminar han ofrecido la Marcha Procesional de Corpus.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa