Revista Ecclesia » Carmen Jiménez, profesora de Religión: «No solo se trata de trasmitir conocimientos, sino también de acompañarles en su crecimiento»
Carmen Jiménez, profesora de Religión: «No solo se trata de trasmitir conocimientos, sino también de acompañarles en su crecimiento»
Iglesia en España Última hora

Carmen Jiménez, profesora de Religión: «No solo se trata de trasmitir conocimientos, sino también de acompañarles en su crecimiento»

Desde la diócesis de Albacete han querido cogerle el pulso de primera mano a este curso de la clase de Religión tan atípico, marcado por la pandemia y las medidas sanitarias. Es por ello que nuestros compañeros de la delegación de medios han hablado con la profesora Carmen Jiménez Tejada y algunos alumnos que cursan esta asignatura tanto en la ESO como en bachillerato. 

—Estamos a punto de concluir el curso. ¿Qué valoración hace del mismo?
—Para mí el curso ha estado lleno de contrastes, la alegría por el curso que comienza de manera presencial junto con la preocupación de convivir con el coronavirus en el instintito y el reto de la utilización plena de las plataformas educativas contribuyen a valorar el curso como raro, estresante y duro, debo decir a la vez que los alumnos nos han dado una lección de adaptación y aceptación a esta situación extraordinaria, los chicos han estado geniales. Hay que felicitarlos.

—Además de la clase de Religión, ¿Qué otras actividades organizáis en el centro?
—Este año estamos un poco más limitados por la covid, pero siempre estamos tratando de innovar de una manera creativa en nuestra labor docente, tratamos de involucrar al resto de los departamentos y organizamos eventos de todo tipo sobre todo en los tiempos litúrgico, también en la animación de días internacionales, recogida de alimentos, mercadillos, semana de la solidaridad, excursiones culturales y religiosas, cartelería y decoración del centro… 

—¿Qué crees que aporta la clase de Religión al alumno?
—La asignatura de religión se lleva a cabo en relación con los demás saberes que se transmiten en la escuela, integrándola armónicamente en el conjunto de los conocimientos que concurren en el proceso de aprendizaje del alumno. No solo se trata de trasmitir conocimientos, sino también de acompañarles en su crecimiento como personas, de favorecer en ellos actitudes de cambio y conversión en sus vidas, de ayudarles a interrogarse y darle sentido a su vida. Uno de los ejes que se trabaja en el aula es la Educación de la Interioridad como lugar de encuentro.

—¿Tu trabajo en el centro es valorado y visto como una tarea que contribuye al desarrollo integral del alumno?
—Abrir diálogos para invitar a reflexionar sobre la dimensión religiosa y espiritual como parte integrante del ser humano es un auténtico desafío, por ello acercar esta perspectiva de la clase de religión y su presencia en el aula es un trabajo constante tanto en el instituto como en la sociedad.

Una vez que se superan estas cuestiones la labor del profesor de religión es reconocida, valorada y vista como necesaria. 

—En la LOMLOE se habla mucho de capacidades y de actitudes. Si no se educara la capacidad de admiración, la capacidad de interrogación y de búsqueda, que son capacidades propias del interior de la persona, ¿crees que la formación del alumno sería integral?
—La optativa de religión forma parte de la formación integral de nuestro alumnado. Es formación en conocimientos, valores, destrezas, que junto al desarrollo de la inteligencia emocional y de la inteligencia espiritual y la aportación de conocimientos y saberes, colaboran en la educación globalizada e integral de la persona

La religión está presente en nuestro Arte, en la Literatura, en la Historia, en las celebraciones populares, en nuestro entorno, en nuestra cultura, en nuestras fiestas, en la gastronomía… es el eje vertebrador que da identidad a toda sociedad.

—¿Qué les dirías a los padres para que apuntaran a sus niños a la clase de Religión?
—Es una asignatura escolar de libre elección para el alumno, les ayuda a plantearse y encontrar respuestas les ayudan a conocerse y a interrogarse. Educa a los alumnos como ciudadanos libres, críticos, participativos y solidarios. Los contenidos que se ofrecen tienen el mismo rigor académico y con los mismos instrumentos didácticos y pedagógicos que el resto de asignaturas.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa