Revista Ecclesia » Cáritas Zamora abre las puertas de su nueva casa de acogida para persona sin hogar
Iglesia en España Última hora

Cáritas Zamora abre las puertas de su nueva casa de acogida para persona sin hogar

«Tender la mano a los más pobres y desheredados» de la sociedad». Con este objetivo como hoja de ruta inauguró este jueves el obispo Fernando Valera, la Casa Betania, el nuevo centro de Caritas diocesana para personas sin hogar. El obispo bendijo la nueva instalación y destacó «es una casa al servicio de los más pobres de nuestra sociedad, para las personas que no tienen hogar. En España hay más de 40.000 y, en Zamora, es un lugar que tiene cabida para 29 personas. Cada día se dan más de 50 comidas a personas que lo necesitan y que vienen puntualmente», señaló.

El prelado hizo estas declaraciones a las puertas de la Casa Betania, ubicada en la calle Sor Dositea Andrés, junto con el director de Cáritas de la diócesis y presidente regional de la organización católica, Antonio Jesús Martín, y la directora del nuevo centro de acogida, María León. Un proyecto que ha costado 1,2 millones de fondos propios y que cuenta con 16 habitaciones y capacidad para 29 personas.

Martín incidió en que, en la actualidad, Cáritas de Zamora no tiene conocimiento de que haya personas viviendo en la calle en la ciudad, especialmente, debido a las restricciones de movilidad provocadas por la pandemia de coronavirus y por las inclemencias meteorológicas. «Si hay alguien en la calle es porque, libremente, lo quiere estar y no podemos presionar. El número de personas de paso ha disminuido mucho con la pandemia y han tendido a quedarse en donde estaban. La calles muy dura y están recogidos en muchas de las casas que Cáritas y otras entidades tenemos», señaló.
Por lo que se refiere a la Casa Betania, el director de Cáritas Zamora recalcó que «supone una atención más digna a las personas» y apostilló: «Para Cáritas, la persona tiene una dignidad que, como hija de Dios, no puede perder nunca».

Fondos propios de Cáritas

La inversión en la Casa Betania ha corrido a cargo de fondos propios de Cáritas diocesana de Zamora; 200.000 euros, procedentes de Cáritas Española, a través de una subvención procedente de Loterías del Estado, y un millón de euros, de aportaciones privadas, concretamente, de una herencia cedida a Cáritas con la indicación de que fuera destinada a personas sin hogar. «Las administraciones públicas no han aportado nada», puntualizó el delegado de la organización.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa