Iglesia en España Última hora

Cáritas Valencia adelanta la apertura de su centro nocturno para personas sin hogar

Cáritas diocesana de Valencia ha vuelto a abrir, con antelación a la fecha prevista, el centro de acogida nocturno para personas sin hogar «San Esteban», según informa la entidad. Inaugurado en diciembre de 2019, se cerró en marzo pero tuvo que ser habilitado de nuevo entre marzo y mayo para que una decena de personas pasaran allí el confinamiento.

Como ha explicado el director de Cáritas Valencia, Ignacio Grande: «En estos tiempos de incertidumbre para todos, pero en especial para las personas en mayor vulnerabilidad, Cáritas Valencia adelanta la reapertura de su centro para personas en situación de sin hogar para que, de verdad, puedan tener un hogar donde estar y donde sentirse acompañadas».

El centro, de acceso libre y coordinado con la Administración local y otras entidades que trabajan con personas de este colectivo, complementa a otros recursos para personas en situación de sin hogar que la institución desarrolla en la ciudad. Las instalaciones del centro de acogida nocturno han sido adaptadas y equipadas por Cáritas Valencia y financiadas con fondos propios de la entidad en un local cedido por la parroquia de San Esteban.

Un hogar para sentirse acompañadas

El centro se abre este año con 14 plazas y una especial atención a las medidas sanitarias y de prevención, así como el cumplimiento de las medidas de protección, higiene, distanciamiento interpersonal, limpieza, ventilación y uso de espacios comunes por turnos.

El centro nació por el interés del arzobispo de Valencia, el cardenal Cañizares, que en la ola de frío de enero de 2017 pidió expresamente a Cáritas que se ocupara de organizar la atención a las personas que estaban en la calle en esos días.

En los años anteriores, Cáritas Valencia puso en marcha durante los meses de frío un centro de similares características en los locales de la Parroquia San Juan de Ribera de València. En estas instalaciones hasta una veintena de personas pueden asearse, cenar, lavar su ropa y descansar cada noche durante la temporada invernal.

Además, del personal contratado por la institución, un equipo de personas voluntarias colaborará con la acogida y la estancia de las personas cada noche, hasta el mes de abril.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME