Revista Ecclesia » Cáritas Valencia reclama «un mayor compromiso con las familias»
Destacada Iglesia en España Última hora

Cáritas Valencia reclama «un mayor compromiso con las familias»

Con motivo del Día Internacional de la Familia, Cáritas diocesana de Valencia reclama «un mayor compromiso con aquellas familias que siguen viviendo situaciones de riesgo o exclusión social y que necesitan el apoyo de todos para mejorar sus condiciones de vida».

En este sentido, Cáritas acompañó en 2020 a 7269 personas a través de su Área de Intervención familiar en viviendas o proyectos de atención a los menores de edad y sus progenitores en el territorio de la diócesis.

Con motivo de este día internacional, el director de Cáritas Valencia, Ignacio Grande recuerda a las administraciones la necesidad de «articular políticas favorables para las familias que beneficien a todas las personas ya que entre las más afectadas por esta pandemia se encuentran los menores de edad».

Más de 5.000 personas atendidas

Durante el año pasado, el Programa de Acogida de Cáritas Valencia atendió a 5270 personas en un servicio complementario a la acogida de las 428 Cáritas parroquiales de la diócesis. Del mismo modo, el Programa de Intervención familiar en viviendas realizó un trabajo integral con 69 personas ubicadas, de manera temporal, en las viviendas que la entidad tiene destinadas a este fin. De esas personas, 30 eran menores de edad.

El Programa de Familia e Infancia trabaja y coordina 58 proyectos destinados a la atención integral de las familias, especialmente mujeres y menores en riesgo de exclusión social que durante 2020 atendieron a un total de 699 personas adultas y 1111 menores de edad.

Salud psicoemocional

Las consecuencias de la covid-19 se han dejado ver en los niños, niñas y adolescentes en forma de fracaso escolar por no poder seguir las clases no presenciales con normalidad, la falta de espacios donde socializar con otros menores, afectaciones de la salud psicoemocional en forma de estrés, ansiedad o depresión ante la situación vivida o casos de violencia intrafamiliar, entre otras.

En el caso de los menores de edad, la brecha digital y el modelo de formación en línea que se ha propuesto desde el ámbito educativo ha acentuado la diferencia entre los menores de familias que se encuentran en el espacio de la integración y los menores cuyas familias están en situación de exclusión social. El hecho de que estos niños y niñas se estén quedando atrás en el ámbito escolar, en muchos casos significará perpetuar su situación de pobreza y exclusión.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa