Cáritas socorre a las víctimas de las inundaciones de Kinshasa (Congo)
Internacional

Cáritas socorre a las víctimas de las inundaciones de Kinshasa (Congo)

Cáritas socorre a las víctimas de las inundaciones de Kinshasa (Congo)

Las desgracias nunca vienen solas. Después de la violenta represión contra una marcha pacífica convocada por católicos el 31 de diciembre de 2017, -que se saldó con al menos 7 muertos y varios heridos-, Kinshasa ha inaugurado el año con fuertes lluvias que han provocado inundaciones mortales. La lluvias que castigaron la capital de la República Democrática del Congo la noche del 3 al 4 de enero y el domingo 7, causaron al menos 45 muertos y la destrucción de unas 200 casas dando lugar a miles de desplazados.

“En mi opinión, se trata de una consecuencia del cambio climático aunque las autoridades del país tampoco están exentas de culpa, -especialmente aquellos que han permitido las construcciones masivas-. Los propios congoleños también, porque muchos han edificado sin permiso dando lugar a una completa anarquía”, asegura Lambert Mende, Ministro de Comunicación y Medios de Comunicación, y Portavoz del Gobierno, que ha decretado dos jornadas de luto nacional. La tercera ciudad más poblada de África, después de El Cairo y Lagos, con más de 15 millones de habitantes, Kinshasa, es la ciudad francófona más grande del mundo y una de las más pobladas. Su futuro ahora parece incierto.

El padre Arthur Ponde, director diocesano de Cáritas Kinshasa, explica que “el suelo de Kinshasa es a veces pantanoso y a veces de arena. Un estudio científico demuestra que cuando las colinas con pendientes de 10% están ocupadas por construcciones ilegales se acelera la erosión. La ciudad está seriamente amenazada por la expansión de 600 puntos de erosión, de los cuales 82 están alrededor de la Universidad de Kinshasa”. Se han visto afectadas las parroquias de Saint Jean-Marie Muzeyi, en el municipio de Lingwala, y la de San Maximiliano Kolbe, en el municipio de Selembao. “El agua de lluvia ha alcanzado los 30 centímetros de altura, inundando la parroquia y los locales parroquiales. Llevó tres días evacuar el agua que causó numerosos desperfectos”, explica Apollinaire Makaba, párroco de Saint Jean-Marie Muzeyi. Ante la desgracia, la Iglesia Católica no ha permanecido impasible. El departamento de emergencias y protección social de Cáritas ha examinado los daños de las distintas parroquias. Los servicios estatales, en colaboración con los voluntarios de Cáritas, han identificado a las familias afectadas. Caritas Kinshasa estima que se necesitarán unos 867.000 dólares para cubrir las necesidades más urgentes como alimentos, ropa, semillas, utensilios de cocina o colchones.

(M.P.B.) (L.M.) (Agencia Fides 11/1/2018)

Kinshasa (Agencia Fides) –

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email