Revista Ecclesia » Cáritas pide a las administraciones que afronten la grave situación de la Cañada Real
Cañada Real / Foto de José Luis Bonaño - Archimadrid
Iglesia en España Última hora

Cáritas pide a las administraciones que afronten la grave situación de la Cañada Real

Cáritas diocesana de Madrid y la parroquia de Santo Domingo de la Calzada instan a la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y la Delegación del Gobierno a que afronten «la grave situación generada por los cortes de luz en la Cañada Real Galiana».

Como recuerdan en un comunicado conjunto hecho público este miércoles, desde el pasado 2 de octubre se vienen produciendo cortes de luz en el suministro en los sectores 5 y 6 de la Cañada Real, lo que está afectando directamente a más de 1.200 familias (que suman 4.500 personas, de las cuales más de 1.800 son menores). Según denuncian, esto «impide el uso de cualquier electrodoméstico (calefacciones, lavadoras, frigoríficos, etc.)» y, en pleno invierno de pandemia, «es difícil mantener una higiene adecuada» por no tener agua caliente.

En esta línea, inciden en que el Informe de consecuencias publicado por el Equipo de Intervención con Población Excluida (EIPE), de la Gerencia de Atención Primaria del Servicio Madrileño de Salud, ya ha advertido de que «el frío, la humedad y el moho debidos al acondicionamiento deficitario de las viviendas y a la ausencia de calefacción eléctrica facilitan la aparición de infecciones respiratorias y empeoran el curso de enfermedades respiratorias crónicas», así como la falta de energía eléctrica «empeora la calidad de la alimentación» por los problemas de conservación.

Problemas de salud mental y vulneración del derecho a la educación

Asimismo, prosiguen Cáritas diocesana y la parroquia, las personas más vulnerables, como recién nacidos y ancianos, «se ven expuestas a situaciones de mayor fragilidad»; se pueden producir «caídas y accidentes domésticos» por la ausencia de iluminación, con un mayor nivel de dependencia, y aparecen o empeoran «problemas de salud mental, tales como trastornos de ansiedad o depresivos» por la «interferencia en las actividades cotidianas, familiares y laborales secundarias» a la falta de suministro.

En el caso de los niños, lamentan que se está produciendo «la vulneración del derecho a la educación». «Nos encontramos en una situación de pandemia en la que prima la formación online. Los niños y niñas de la Cañada Real no están siendo capaces de mantener estos procesos de formación por la falta de suministro eléctrico y por no acudir a las clases por la vergüenza que provoca el no poder ir aseados», detallan.

Por último, en el comunicado subrayan que la falta de acceso a internet está dificultando las tramitaciones de distintas prestaciones sociales a las familias y el cobro de las mismas, al tiempo que complica sobremanera la inserción laboral porque «no se concibe la búsqueda de empleo sin el acceso a ordenadores».

Fijar una hoja de ruta para los realojos

Ante esta situación, Cáritas diocesana de Madrid y la parroquia de Santo Domingo de la Calzada solicitan a los firmantes del Pacto Regional, (Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid y Delegación del Gobierno) que «trabajen conjuntamente y aúnen todos sus esfuerzos» para «restablecer el suministro de luz» y que restablezcan «los canales de comunicación que devuelvan la confianza necesaria para el cumplimiento del Pacto Regional y del futuro de la población de la Cañada Real».

También alientan a las tres administraciones a fijar «una hoja de ruta para acelerar los realojos de las familias», tal y como está comprometido en el Pacto Regional, y a establecer «un plan de emergencia que dé una respuesta rápida hasta que finalicen los cortes de luz a las diferentes situaciones de necesidad de las familias», como son el lavado de la ropa, la higiene con agua caliente o la alimentación.

Petición a la Fiscalía General del Estado

Al hilo de este comunicado, Cáritas diocesana de Madrid ha presentado un escrito ante la Fiscalía General del Estado en el que pide que visite los sectores V y VI de la Cañada Real y, tras verificar las duras condiciones en las que se encuentran, solicite a las autoridades competentes que emprendan «las actuaciones de emergencia» con «el máximo de recursos disponibles» a fin de reconducir la situación.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa