Diócesis

Cáritas La Rioja atiende en agosto un 50% más de trabajadores temporeros que en 2011

caritas
caritas

Se detecta un incremento de la actividad de intermediadores ilegales

Cáritas. 29 de agosto de 2012.- Con el inicio de la campaña agrícola, Cáritas La Rioja está registrando un importante aumento del número de trabajadores temporeros a los que está atendiendo dentro de su campaña anual de sensibilización, información y acogida.

Concretamente, en el mes de agosto la Cáritas riojana constata un aumento de entre el 40 y el 50 por ciento en las personas atendidas con relación a 2011, al tiempo que alerta de que las condiciones de necesidad que impulsa a muchos trabajadores a buscar empleo como temporeros ha aumentado la influencia de los intermediadores ilegales.

A pesar de los diferentes llamamientos realizados para que no acudan los temporeros debido a la falta de trabajo, son numerosos los trabajadores agrícolas que están acudiendo a diversas localidades de La Rioja Baja en busca de un jornal en el campo. En diferentes localidades riojanas, como Rincón de Soto o las enmarcadas en la mancomunidad del Moncalvillo, se ofrecen servicios de información e intermediación a los agricultores desde los propios Ayuntamiento, pero, dado que la realidad supera la oferta, cientos de personas se ven obligadas a pernoctar en la calle.

Ante esta situación, las Cáritas parroquiales de las diferentes localidades donde se concentran los temporeros están ofreciendo como cada año diferentes servicios de acogida, información y atención básica. Así, en Alfaro se han atendido durante las tres primeras semanas del mes de agosto un total de 167 personas, un 40% más que en 2011. A estas personas se les proporciona, de lunes a viernes, un desayuno y un bocadillo, que una vez a la semana se sustituye por una comida caliente en envase, así como servicio de ropero dos días a la semana para que puedan cambiar su ropa y un vale de ducha diario en el polideportivo municipal.

En Calahorra durante este mes de agosto se han atendido a 120 personas, un 50% más que en 2011, a quienes se les ofrece servicio de ducha diario, un vale de comida o cena en el comedor de Cruz Roja y acceso al ropero.

En Rincón de Soto han pasado durante este mes de agosto 46 personas, de las cuales el mayor número eran españoles (19) y el resto de otras nacionalidades (10 marroquíes, 10 rumanos, 4 portugueses y 3 africanos), lo que denota el cambio de perfiles también en este sector.

En todas estas localidades el problema principal es el alojamiento, por lo que es usual que estas personas pernocten en las calles y parques públicos. Sólo el Ayuntamiento de Logroño desarrolla, en coordinación con Cáritas y otras organizaciones sociales, un dispositivo de alojamiento de emergencia, habilitando un polideportivo municipal de manera puntual durante 15 días donde pueden dormir estas personas.

Denuncia social

El uso cada vez mayor de maquinaria en las cosechas ha mermado considerablemente la necesidad de mano de obra en el campo. Este hecho, unido a la crisis, ha favorecido que las tareas del campo sean asumidas cada vez más por los propios familiares o por trabajadores nacionales o inmigrantes afincados en el entorno y que antes trabajaban en otros sectores.

Ante esta necesidad se acrecienta el número de personas sin escrúpulos que utilizan el trabajo de otras personas para enriquecerse o, al menos, ganarse el jornal. Son los denominados intermediadores ilegales. Para atajar la acción de estas redes, Cáritas La Rioja está realizando una campaña informativa a los temporeros para explicarles cuáles son sus derechos y obligaciones, como, por ejemplo, el acceso a un salario mínimo (7,46 euros por hora) y a un alojamiento a cargo del contratador.

Aún así, y aunque los temporeros son conscientes de los riesgos que asumen siendo contratados por los intermediadores ilegales, la necesidad se impone. Por esta razón, Cáritas La Rioja solicita también “a las autoridades competentes que no cejen en su empeño por erradicar estas mafias que vulneran los derechos de temporeros y agricultores en nuestra región”.

Del mismo modo, Cáritas ha lanzado este mismo llamamiento a los agricultores locales para que sean ellos mismos los que contraten a los temporeros a través de las distintas bolsas de empleo repartidas por toda la comunidad (sindicatos agrarios, servicios de los ayuntamientos de Rincón de Soto y mancomunidad del Moncalvillo, y las oficinas del Servicio Riojano de Empleo).

La campaña informativa y de sensibilización de Cáritas La Rioja se extiende también a la sociedad en general, principalmente a los vecinos de aquellas pequeñas localidades a donde llegan los temporeros. Porque, como recuerdan los responsables de la campaña, “un temporero no es un persona sin hogar o un transeúnte, es un trabajador que, por distintas circunstancias laborales, se ve en la necesidad de salir de su tierra y desplazarse a otras zonas más afortunadas para conseguir su sustento y el de su familia”.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas