Internacional

Cáritas Jerusalén alerta de las dificultades a las que se enfrenta en Gaza para ayudar a las víctimas

En un breve informe de situación remitido ayer, Cáritas Jerusalén ha alertado de las serias dificultades a las que se enfrenta actualmente para operar en Gaza a causa escalada de violencia en la zona.Cáritas Jerusalén desarrolla en Gaza un proyecto de asistencia médica, que incluye una clínica móvil y un centro de salud, así como diversos programas de apoyo a enfermos crónicas y de acompañamiento psicosocial para niños con prótesis (como consecuencia del conflicto de 2008-9) y sus madres.

Máxima inseguridad

Aunque la clínica móvil puso mantener su actividad durante los primeros días del conflicto, ha tenido que cesar su actividad a causa del deterioro de la seguridad en la región. En esa misma situación se encuentra el centro de salud, que se ha visto obligado a reducir sus servicios debido a los bombardeos y al grave riesgo que ello lleva emparejado para los miembros del equipo médico. De hecho, la casa de uno de sus integrantes fue bombardeada hace unos días justo después de salir de ella.

Prioridad de la ayuda sanitaria

Cáritas Jerusalén informa que el número de víctimas en Gaza va en aumento (29 fallecidos), mientras la Organización Mundial de la Salud alerta de la grave escasez de personal médico en la Franja para atender el creciente número de heridos (cerca de 700) y resolver el problema de hacinamiento en los hospitales.

En medio de esta crisis y a pesar de las dificultades descritas, la Cáritas local está intentando adquirir por todos los medios el mayor volumen posible de material médico para apoyar la actividad de los equipos médicos que actúan en Gaza para atender a las víctimas. Y a pesar del cierre de sus centros de salud, Cáritas Jerusalén continúa en medio de esta crisis al lado de los habitantes de Gaza, donde están presentes dos de sus coordinadores que, junto a otro coordinador de proyecto en Jerusalén, están evaluando día a día las necesidades de la población y se mantienen en contacto permanente con los hospitales de la Franja.

En su informe de situación, Cáritas Jerusalén indica que una de las mayores demandas actuales, además de los suministros médicos, son agua potable, pañales y leche maternizada, así como protectores de plástico para proteger las ventanas durante las explosiones.

 

Distribución de agua y botiquines

Cáritas Jerusalén confía en poder reanudar totalmente la actividad de sus programas tan pronto como sea posible. Una vez que la situación se normalice, está previsto poner en marcha una operación de distribución de agua y alimentos a los damnificados, junto a un programa de reparto de botiquines de emergencia a 180 agentes comunitarios de Cáritas que han participado en un programa de formación en primeros auxilios para casos de emergencia gracias a un convenio con Cáritas Española y la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional). Pero para ello es indispensable el cese de las hostilidades en la Franja y la reapertura de la frontera.

Hasta entonces, “lo que podemos hacer ahora es rezar y condenar al mismo tiempo la violencia, porque no será ésta la que traiga una solución al conflicto palestino-israelí”, ha señalado el obispo auxiliar de Jerusalén, monseñor William Shomali.

 

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email