Revista Ecclesia » Cáritas de Ciudad Real alerta sobre el riesgo de explotación laboral de los temporeros
caritas-ciudad-real
Iglesia en España

Cáritas de Ciudad Real alerta sobre el riesgo de explotación laboral de los temporeros

Cáritas de Ciudad Real alerta sobre el riesgo de explotación laboral de los temporeros

Un año más pone en marcha su campaña “Temporeros”

Un año más, con la llegada de las labores agrícolas de carácter temporal, Cáritas Diocesana de Ciudad Real vuelve a lanzar su campaña “Temporeros 2013”, con la que pretende hacer reflexionar a toda la sociedad sobre las situaciones que se viven en muchas localidades de la Diócesis con el inicio de la época de recolección, en la que es necesaria la contratación de mano de obra para la realización de las tareas agrícolas.

Esto supone la llegada de personas temporeras, tanto extranjeras como de otros puntos de nuestro país, que buscan una oportunidad de trabajo. Son meses en los que temporeros y agricultores deben trabajar unidos y en armonía, ya que unas condiciones de trabajo dignas y justas significan futuro y beneficio para ambas partes.

Evitar que los temporeros sean un mero instrumento de lucro

Cáritas no puede permitir que existan condiciones de trabajo indignas y degradantes, que reduzcan y rebajen a la persona temporera que se desplaza a realizar una labor agrícola a ser un mero instrumento de lucro.

La Campaña de Temporeros no es únicamente un dispositivo en el que Cáritas, sola o en coordinación con otras entidades, organiza la ayuda que se va a prestar durante los meses de recolección, sino que también supone la denuncia de la situación en la que muchas de estas personas viven o los abusos que se cometen.

Este año, a pesar de los escasos apoyos institucionales, Cáritas va a seguir prestando ayuda a las personas temporeras que lleguen, en la medida de las posibilidades de la Cáritas de cada localidad, ya que esta institución de la Iglesia católica entiende, que en tiempos de crisis, al que más hay que apoyar es al que menos tiene.

Merma de derechos

Por estos motivos, una vez más, Cáritas Ciudad Real reclama que la falta de justicia social y los recortes que se están produciendo, están mermando los derechos de todos, especialmente de los más empobrecidos, que ven en muchas ocasiones como se va minando la dignidad en las condiciones de trabajo y su dignidad como persona.

Para Cáritas, la persona que contrata no puede tener en cuenta exclusivamente su propio interés, sino que también tiene que velar por las condiciones de sus trabajadores. Por ello, pide a los empleadores que se facilite el adecuado alojamiento en los casos en que los temporeros no dispongan de un domicilio al que regresar al concluir su jornada laboral. En este sentido Cáritas también quiere hacer un llamamiento para que la situación de crisis no suponga la pérdida de derechos para aquellas personas que buscan estos días trabajo en el campo.

Trabajadores sin contrato, salarios por debajo de lo que marca el convenio agrícola, alojamientos que no reúnen unas condiciones mínimas de habitabilidad u otros que ni siquiera tienen donde dormir y asearse, es un claro ejemplo de que no todas los trabajadores temporeros disfrutan plenamente de sus derechos básicos, lo que supone en ocasiones enfrenamientos y disputas que no posibilitan la convivencia. Por lo tanto la vulneración de derechos termina afectando y perjudicando tanto a otros empresarios como al resto de trabajadores temporeros.

Cáritas subraya así que la precariedad en el empleo y la debilidad de los sistemas de protección de los derechos sociales, se están convirtiendo en el motor principal de la pobreza y de la exclusión social.

La fragilidad social se nota de forma patente en aquellos que se encuentran en situación de desempleo y con cargas familiares y especialmente en las personas inmigrantes, tanto en situación regular como irregular, acogidas sólo como recurso laboral cuando se necesita; en tiempos de crisis los inmigrantes son rechazados, poniendo en cuestión un modelo de convivencia intercultural.

Acciones

Durante la campaña “Temporeros”, Cáritas Ciudad Real, no solo organizará dispositivos de atención a personas temporeras, sino que va a desarrollar también un servicio de acogida a las personas que llegan en busca de trabajo y dará respuesta a las necesidades básicas, como alimentación, aseo personal, higiene, ropa o calzado.

Junto a ello, voluntarios y trabajadores de Cáritas escucharán los problemas que plantean –situaciones de abuso, precariedad de las condiciones de trabajo o falta de alojamiento– e informará y orientará sobre la situación planteada y los recursos locales, además de trabajar con la comunidad local para que sea acogedora.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa