Diócesis Iglesia en España

Cáritas Ciudad Real constata situaciones? de explotación entre los temporeros agrícolas

temporeros-agricolas

Cáritas Ciudad Real constata situaciones? de explotación entre los temporeros agrícolas

Cáritas Ciudad Real constata situaciones?de explotación laboral y hacinamiento?entre los temporeros agrícolas

Esta Cáritas castellano-manchega hace evaluación?de su Campaña de Temporeros 2013,?en la que ha acompañado a 1.300 personas

Cáritas Diocesana de Ciudad Real sigue observando situaciones de explotación laboral y de hacinamiento en los alojamientos que se proporcionan a los temporeros. Así se desprende de la evaluación de su Campaña de Temporeros 2013, durante la cual ha atendido a 1.290 personas, que si bien suponen un 22,6% menos que el pasado año, las ayudas prestadas se han incrementado un 72,5%.

“Compartiendo lo que somos”

Entre los meses de julio y octubre, varias Cáritas parroquiales de la Diócesis de Ciudad real desarrollaron la citada Campaña, que este año ha llevado por lema “Compartiendo lo que somos”. Con esta idea, se ha querido poner de manifiesto que la satisfacción de las necesidades va implícitamente unido a la protección y garantía de los derechos da cada una de las personas acompañadas y que, en estos momentos, se hace más visible y vigente.

En el marco de esta Campaña de Temporeros, Cáritas Ciudad Real ha organizado dispositivos de atención a estas personas, a las que ha acogido y dado respuesta a sus necesidades básicas, como alimentación, aseo personal, ropa o calzado. De igual manera, ha escuchado los problemas planteados por los temporeros, desde situaciones de abuso hasta la precariedad de las condiciones de trabajo o la falta de alojamiento. Este acompañamiento se ha completado, además, con información y asesoramiento sobre las situaciones planteadas y los recursos locales existentes.

Por todo ello, esta Campaña no puede considerarse sólo como un dispositivo en el que Cáritas, de forma individual o en coordinación con otras entidades, organiza la ayuda que se va a prestar durante los meses de verano, sino que también supone la denuncia de la situación en la que muchas de estas personas viven o los abusos que se cometen.

Mayoría de inmigrantes

De las casi 1.300 personas atendidas por Cáritas este año, sólo 49 han sido españolas. Las otras 1.241, han sido inmigrantes de 18 nacionalidades diferentes, aunque en su mayoría procedían de Rumanía, Bulgaria y  Marruecos.

En cuanto a las ayudas, en esta edición Cáritas ha incrementado su cuantía en un 72,5% en comparación a 2012, a pesar de la reducción o supresión de recursos y servicios, y del menor apoyo institucional registrado en algunas localidades. Se ha pasando de 5.013 ayudas en 2012 a 8.649 este año. En cuanto al tipo de respuestas, se llevaron a cabo 2.047 correspondientes a alimentación, 5.362 a ropa y calzado, 148 de tipo económico, 363 de higiene y aseo, 402 ayudas en duchas y otras 327 en aspectos diversos, como transporte, mantas, farmacia, menaje, útiles de trabajo y enseres de cocina.

En alguna de las localidades donde se ha desarrollado esta campaña, Cáritas ha trabajado en coordinación con los servicios sociales municipales y con otras entidades, como Cruz Roja. Esta colaboración ha facilitado la intervención con los temporeros y ha permitido ofrecer a las personas temporeras una serie de servicios y prestaciones lo más adaptadas posibles a sus situación y realidad. Todo ello favorece la optimización de los recursos.

Seguimiento de las situaciones de trata de personas

Este año, los 180 voluntarios y 26 colaboradores que han participado en la Campaña han seguido detectando situaciones en las que los temporeros se encontraban en viviendas con condiciones de habitabilidad deficiente y en situación de hacinamiento. En esos casos no se han denunciado las situaciones por expresa petición de las personas que estaban viviendo en estas casas.

También se han detectado situaciones de temporeros en condiciones laborales no regularizadas y abusos en los salarios, sobre todo cuando la persona temporera que trabaja lo hace a través de “comisionarios” que se quedan con parte del jornal.

En esta línea Cáritas Diocesana de Ciudad Real va a empezar a trabajar en colaboración con Cáritas Española, con objeto de analizar a nivel confederal todas aquellas situaciones de trata de personas con fines de explotación laboral, coordinar la denunciar de estos casos y conseguir que las autoridades competentes puedan intervenir ante esos abusos.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.