Iglesia en España Última hora

Cáritas diocesana de Ávila: trabajando por el empleo en tiempos de pandemia

El programa de empleo de Cáritas diocesana de Ávila acaba de hacer balance de lo que han supuesto estos últimos doce meses. Un 2020 muy complejo debido a la pandemia, y con unas perspectivas preocupantes de cara a 2021, donde se espera que crezca el paro en todo el país como consecuencia de la crisis económica derivada del coronavirus. 

En el año de la covid-19, ha aumentado el número de personas que solicitan apoyo de este programa de empleo. Fundamentalmente, por haber crecido de forma exponencial el número de personas que han perdido su trabajo a consecuencia de la crisis. Los datos hablan por sí solos: mientras que en los últimos años han participado en el proyecto alrededor de 400 personas, en 2020 se han superado los 500 participantes en las distintas acciones que se desarrollan en el programa. Éstas engloban desde la orientación laboral  hasta la formación, pasando por el apoyo psicológico para aquellos que así lo han demandado después de haber perdido su trabajo.  En este aspecto, la incertidumbre y desesperanza que viven las personas en esta situación, no ayuda  la hora de enfrentarse al reto de encontrar un nuevo trabajo.  

124 personas contratadas gracias al programa de empleo

En total, el número de personas contratadas a través del Programa de Empleo en 2020 ha sido de 124, facilitando a su vez  cursos formativos de toda índole para 157 personas y creando autoempleo para 31 personas; donde se ha ayudado desde Cáritas en la puesta en marcha de tres empresas en el sector de las reformas y el reparto a domicilio.

Con gran esfuerzo, durante la pandemia las personas en situación de dificultad han dado un paso al frente asumiendo riesgos personales para poder acceder a un empleo de cuidados personales y limpieza. Muy significativo es el caso, por ejemplo, de las residencias de ancianos, quienes han demandado durante los meses de abril, mayo y junio un número importante de personas para sustituir las bajas del personal. En este sentido, desde Cáritas se han realizado acciones con siete residencias de la ciudad abulense y de la provincia, cubriendo dichos puestos de trabajo con participantes de este programa.

Tal y como recalca Cáritas diocesana de Ávila, ninguna de estas acciones sería posible  exclusivamente con los fondos propios disponibles. Gracias a la ayuda los financiadores del programa de empleo se pudieron acometer todas estas iniciativas. Las entidades colaboradoras son: la Junta de Castilla y león (Consejería de familia e igualdad de oportunidades), POISES (Programa Operativo de inserción social y economía social del Fondo Social Europeo), Inditex y Bankia. 

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME